Xiaomi, uno de los fabricantes que más móviles lanza al mercado a lo largo del año, ha traído a España el Mi 11i, un gama alta que destaca por su potencia, pantalla y precio (649,99 euros); y que consigue que cada vez existan menos motivos para comprar teléfonos como el Samsung Galaxy S21,sinónimo de gama alta en Android.

Noticias relacionadas

El catálogo de móviles de Xiaomi siempre ha resultado confuso debido a la gran cantidad de smartphones disponibles. Una situación que también se da en la serie 11, que cuenta con un total de cuatro modelos diferentes: el Mi 11, el Mi 11 Lite, el Mi 11 Ultra y el Mi 11i, un gama alta con un precio 'asequible'.

En OMICRONO hemos probado durante semanas el Xiaomi Mi 11i, concretamente la variante de 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento interno. Un móvil que destaca por su gran potencia y sus especificaciones de primer nivel y que marca un camino para entender cómo el Galaxy S21, el flagship de la compañía coreana que Seung Joo Shin comanda en España, carezca de sentido.

Bonito y elegante

A diferencia del Mi 11, este modelo de Xiaomi apuesta por un acabado en plástico con una trasera plateada brillante que le da un toque elegante. Sin embargo, también hace que las huellas dactilares destaquen demasiado y que pueda resultar un poco resbaladizo.

El Xiaomi Mi 11i tiene un diseño bonito y elegante. Nacho Castañón Omicrono

A pesar de ello, el Xiaomi Mi 11i es un teléfono grande, ligero (196 gramos) y ergonómico. En la parte trasera se encuentra el logo de la marca junto con el de la conexión de red 5G; pero lo que realmente destaca es su módulo de cámaras que incluye un total de tres lentes y que sobresale provocando que el teléfono baile un poco cuando se deja en la mesa. 

Unos problemas que se solucionan perfectamente utilizando la funda que Xiaomi incluye en la caja. En la parte frontal se ubica una pantalla plana con un agujero en el centro que alberga la cámara para selfis, mientras que en el canto derecho se encuentran tanto los botones para controlar el volumen como el de encendido, que también actúa como lector de huellas.

El costado izquierdo se mantiene limpio, mientras que el canto inferior del Xiaomi Mi 11i queda para la bandeja SIM, el puerto USB Tipo-C y uno de los altavoces; los otros están colocados en la zona superior junto con el sensor infrarrojo. Un teléfono que tiene un grosor de 7,8 milímetros y que es cómodo de agarrar y usar, aunque puede resultar un poco aparatoso si se tienen las manos pequeñas.

Pantalla plana

Quizá uno de los puntos más llamativos del Xiaomi Mi 11i es su pantalla, ya que la compañía ha dejado a un lado las curvas para apostar por un panel plano en este modelo; algo poco común en los últimos teléfonos Android de gama alta.

El Xiaomi Mi 11i tiene pantalla plana. Nacho Castañón Omicrono

Una pantalla AMOLED de 6,67 pulgadas con resolución FullHD+ (2400 x 1080 píxeles), HDR10+ y una tasa de refresco adaptativa de 120 Hz, es decir, se ajusta automáticamente al contenido. Además, también cuenta con unos marcos mínimos que no molestan cuando se utiliza el móvil. 

A la hora de navegar por la interfaz o tener varias aplicaciones abiertas a la vez, el Xiaomi Mi 11i se siente fluido, suave y no ofrece ningún tipo de problemas. La calidad de imagen es buena, el brillo máximo permite ver la pantalla en situaciones de mucha luz y la nitidez y la reproducción de los colores son correctos. Por lo tanto, es un buen teléfono para ver películas, series o streamings.

Gran potencia y rendimiento

El Xiaomi Mi 11i es un móvil de gama alta, por lo que bajo su capó incorpora características de primer nivel. Por ejemplo, en su interior viste un procesador Qualcomm Snapdragon 888 5G, el chip más potente del mercado para los móviles Android; y al que en esta ocasión acompañan 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento interno.

El Xiaomi Mi 11i luce un procesador Qualcomm Snapdragon 888 5G en su interior. Nacho Castañón Omicrono

Unas especificaciones que logran que el Xiaomi Mi 11i se comporte de forma sobresaliente en todos los escenarios, desde pasar horas jugando a cualquier título, hasta los más pesados como Genshin Impact, hasta ver películas, usar las redes sociales y diferentes aplicaciones. En todos ellos la experiencia de uso ha sido realmente satisfactoria, ya que el móvil da lo que se le pide a un gama alta.

De hecho, en cuanto a rendimiento se puede decir que está a la altura de los mejores móviles de Xiaomi. Eso sí, y como sucede con otros modelos, hay que destacar que el Mi 11i se calienta cuando se pasan muchas horas jugando. El sonido es otro punto a favor, ya que tiene altavoces estéreos y compatibilidad con Dolby Atmos, por lo que se escucha realmente bien. A pesar de no tener jack de auriculares, sí que incluye un adaptador para conectar cascos con cable.

El Xiaomi Mi 11i ofrece una gran potencia. Nacho Castañón Omicrono

El Xiaomi Mi 11i tiene una batería de 4.520 mah de capacidad que, con un uso moderado, ofrece una autonomía de un día aproximadamente. Resulta suficiente pero se esperaba un poco más de aguante. Uno de los aspectos que más llama la atención es que el fabricante no ha apostado por incluir carga inalámbrica, aunque el móvil admite carga rápida de 33W que llena la batería al completo en sólo 50 minutos.

Al igual que el resto de teléfonos de la firma, cabe mencionar la capa de personalización Miui 12.0.6, que ofrece una variedad de aplicaciones preinstaladas innecesarias y una interfaz sencilla. Uno de sus puntos fuertes es su personalización y la fluidez a la hora de moverse entre el escritorio y las apps

Buenas cámaras

Posee un total de cuatro cámaras, tres a la espalda y una en el frontal. En su zona posterior se ubican una lente principal de 108 megapíxeles, un gran angular de 8 megapíxeles y un sensor macro de 5 megapíxeles; mientras que la cámara para selfis es de 20 megapíxeles.

La aplicación de cámara del Xiaomi Mi 11i abierta. Nacho Castañón Omicrono

En líneas generales, el Xiaomi Mi 11i es un buen teléfono para tomar fotografías, aunque sufre un poco cuando apenas hay luz. La aplicación de cámara del teléfono es sencilla e intuitiva, con una gran variedad de modos (Pro, retrato, nocturno, vídeo, vídeo dual, etc.), botones para alternar entre angulares y accesos rápidos a diferentes ajustes.

Cuando la luz acompaña, las imágenes tomadas con el sensor de 108 megapíxeles son notables, con una exposición correcta, un buen nivel de detalle y unos colores bien representados. Por su parte, el gran angular y el sensor macro ofrecen buenos resultados, aunque con menos resolución. Eso sí, de noche el rendimiento de la cámara cae, ya que ofrece imágenes con peor nitidez y con ruido.

La cámara para selfis es uno de los puntos positivos en este apartado, ya que deja imágenes muy buenas, con el sujeto nítido y con un modo retrato con un desenfoque bien logrado y natural. Incluso los resultados cuando hay poca luz son bastante buenos. En cuanto al vídeo, el Mi 11i es capaz de grabar hasta en 8K a 30 fps y 4K a 60 fps, y ofrece un buen rendimiento con colores vivos y una gran estabilización.

¿Me lo compro?

El Xiaomi Mi 11i (649,99 euros) es un teléfono móvil que deja un buen sabor de boca. Se trata de un gama alta más asequible que sus rivales que destaca por su pantalla plana, su gran potencia y rendimiento y por una cámara que permite sacar buenas fotografías cuando hay luz.

Por contra, la autonomía no es tan alta como se pudiera esperar y es un móvil que se llena con bastante facilidad de huellas dactilares. A pesar de ello, el Xiaomi Mi 11i planta cara a los modelos de alta gama de otras marcas, como el Samsung Galaxy S21, y es un buen móvil por menos de 650 euros.

Te puede interesar...