Decidirse por un móvil puede resultar complicado, y más teniendo en cuenta que en España se pueden encontrar una gran variedad de modelos cargados de prestaciones y nuevas tecnologías. Sin embargo, ahora en la gama alta hay dos teléfonos que sobresalen por encima del resto: el Samsung Galaxy S21 (859 euros) y el Xiaomi Mi 11 (749,99 euros), la bestia china que llegó para reventar el mercado. Unos smartphones con diferente diseño que compiten en calidad y en precio.

Noticias relacionadas

El Galaxy S21 y el Mi 11 son los nuevos móviles de gama alta de Samsung y Xiaomi, respectivamente. Dos smartphones que luchan por conquistar el mercado, que ofrecen importantes cambios con respecto a sus antecesores y que destacan por contar con diseños novedosos y altas prestaciones.

En OMICRONO hemos probado tanto el Samsung Galaxy S21, que se presentó junto con el S21 Ultra, como el Xiaomi Mi 11 durante unas semanas, comprobando que la lucha por dominar Android está más reñida que nunca. A continuación, comparamos ambos móviles de gama alta para identificar quién se lleva la corona.

Diseños únicos

El diseño de ambos móviles es totalmente diferente. La firma surcoreana ha apostado por una trasera de 'glasstic', que mezcla plástico con cristal y con el que apenas se dejan huellas, y un cuerpo robusto de aluminio para el Galaxy S21. Además del color violeta, lo que más llama la atención de la zona posterior es su módulo rectangular de cámara, con espacio para tres sensores. Éste sobresale ligeramente y se integra en el marco metálico que rodea al chasis del dispositivo.

Así es el diseño del Samsung Galaxy S21. Nacho Castañón Omicrono

Samsung aloja los botones de volumen y de encendido en el costado derecho, y mantiene el lateral izquierdo totalmente liso. Por su parte, los micrófonos están ubicados en la zona superior y en el borde inferior se incluyen tanto el puerto USB Tipo-C como la salida del altavoz externo primario, la bandeja para la doble SIM y un tercer micrófono. Como sucede con su hermano mayor, el S21 Ultra, no hay bandeja para ampliar la memoria con tarjetas SD.

Por su parte, el Mi 11 de Xiaomi adopta un diseño peculiar pero atractivo, con un acabado en cristal antirreflejo, que capta la luz y evita las huellas dactilares. La compañía china ha incluido un módulo de cámara cuadrado trasero de gran tamaño que también sobresale ligeramente y en el que uno de los sensores es el gran protagonista. Algo que comparten en común estos dos móviles es que ambos bailan hacia uno de los lados cuando se colocan sin funda en una mesa.

Diseño del Xiaomi Mi 11. Nacho Castañón Omicrono

El Mi 11 cuenta con bordes curvos y con los botones de volumen y de encendido en el lateral derecho; mientras que el lado izquierdo de móvil queda totalmente limpio. En su zona superior se ubica uno de los altavoces duales firmados por Harman Kardon y el puerto de infrarrojos. En la parte inferior se colocan el otro altavoz, el micrófono, la bandeja para dos tarjetas SIM y el puerto USB Tipo-C.

El Samsung Galaxy S21 es un teléfono con un tamaño más pequeño y ligero que el Mi 11, ya que luce una pantalla de 6,2 pulgadas y un peso de 171 gramos; mientras que el panel y peso del gama alta de Xiaomi es de 6,81 pulgadas y 196 gramos, respectivamente. Por lo tanto, el S21 se maneja mejor con una sola mano y ofrece una sensación de solidez, aunque las curvaturas del Mi 11 ofrecen un mejor agarre.

Pantallas de alto nivel

En cuanto a las pantallas, Samsung apuesta por un panel Dynamic AMOLED totalmente plano, con unos marcos reducidos en los laterales y una barbilla superior e inferior ajustada. Además, en la zona superior central se encuentra un agujero en el que se incluye la cámara para selfis. Entre otros detalles, la pantalla del Galaxy S21 cuenta con una resolución FHD+ (2400 x 1080 píxeles) y una tasa de refresco de 120 Hz, que el propio sistema aplica de manera inteligente.

Así son las pantallas del Xiaomi Mi 11 (izquierda) y Samsung Galaxy S21 (derecha). Nacho Castañón Omicrono

La pantalla es uno de los puntos fuertes de Samsung y de este Galaxy S21, con compatibilidad con HDR10+, imágenes con buenos colores, ángulos de visión amplios y contornos nítidos. Además, el brillo del panel es realmente alto, por lo que se puede ver la pantalla sin dificultad en exteriores y en situaciones de mucha luz. Cabe destacar que el lector de huellas se encuentra bajo la pantalla y, en este caso, responde bastante bien y es efectivo.

Por su parte, el Mi 11 de Xiaomi luce una pantalla Super AMOLED curva con una resolución superior a la del Galaxy S21, ya que en este modelo se obtiene WQHD+ (3200 x 1440 píxeles). El panel también es compatible con HDR10+ y ofrece una tasa de refresco de 120 Hz. Otra de las diferencias con el móvil de Samsung, es que el agujero en pantalla del Mi 11 se ubica en la esquina superior izquierda, y no en el centro.

El gama alta chino ofrece unas imágenes con una gran nitidez, contraste y brillo. Debido a sus características, se trata de un teléfono ideal para consumir contenido multimedia, como películas y series. Uno de sus puntos fuertes es que es capaz de mantener la tasa de refresco de 120 HZ y la máxima resolución a la vez. El Mi 11 también cuenta con un lector de huellas en pantalla rápido, y ambos modelos incluyen protección Corning Gorilla Glass Victus.

Autonomía y rendimiento

Una de las principales diferencias entre el Samsung Galaxy S21 y el Xiaomi Mi 11 se encuentra en sus procesadores, que son los dos más potentes del mercado. El primero de ellos luce en su interior un procesador Exynos 2100, mientras que el móvil de la firma china viste un Snapdragon 888 de Qualcomm. Eso sí, ambos cuentan con conectividad 5G y NFC.

El Samsung Galaxy S21 (derecha) y el Xiaomi Mi 11 (izquierda) tienen distintos procesadores. Nacho Castañón Omicrono

El Exynos 2100 ofrece una mayor velocidad de procesamiento, más potencia y menos consumo en comparación con su antecesor. El Galaxy S21 es un móvil potente y veloz, y no ofrece ningún tipo de problemas a la hora de ejecutar juegos exigentes (no se calienta en exceso) o al tener varias aplicaciones abiertas a la vez. En el modelo que hemos probado, junto con el procesador se encuentran 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento interno, que aunque no se puedan ampliar son más que suficientes.

El nuevo gama alta de Samsung ofrece también una buena calidad de sonido y en su interior viste una batería de 4.000 mAh que admite carga rápida de 25W que permite cargar la batería al máximo en apenas una hora y 25 minutos; carga inalámbrica de 15W y carga inalámbrica inversa de 4,5W. Un teléfono que ofrece una autonomía de aproximadamente un día y medio.

Parte trasera del Samsung Galaxy S21 y Xiaomi Mi 11. Nacho Castañón Omicrono

Por su parte, el Mi 11 de Xiaomi luce el último procesador de Qualcomm que dota al teléfono de una gran experiencia de uso y de unos gráficos de altura; y en este modelo está acompañado por 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. Tanto en juegos exigentes como en aplicaciones, el Snapdragon 888 rinde realmente bien; aunque el móvil se caliente ligeramente si se pasa mucho tiempo jugando. En cuanto a la autonomía, el gama alta chino cuenta con una batería de 4.500 mAh con carga rápida de 55W de bajo consumo, carga inalámbrica de 50W y carga inversa de 10W.

Un móvil que ofrece una autonomía de aproximadamente un día con un uso elevado del teléfono. A diferencia del Galaxy S21, el Mi 11 sí incluye un cargador en la caja, en este caso de 55W y que es capaz de cargar la batería al completo en apenas 25 minutos. También cabe señalar que el Galaxy S21 incluye One UI 3.1 basado en Android 11 como software, que está optimizado y que ofrece una mayor integración con las aplicaciones de Google, varias apps de Samsung preinstaladas y Samsung DeX inalámbrico. En cuanto al Mi 11, ejecuta MIUI 12.5, que presenta una interfaz de usuario renovada y unos gestos de pantalla más suaves.

Cámaras sobresalientes

Las cámaras son uno de los aspectos más importantes para decidirse por un móvil. En esta ocasión, tanto en el Samsung Galaxy S21 como en el Mi 11 se pueden encontrar tres cámaras traseras, aunque de diferente calidad. Por ejemplo, el gama alta de la firma surcoreana incluye un sensor principal de 12 megapíxeles, un gran angular de 12 megapíxeles y un telefoto de 64 megapíxeles en su zona trasera.

Los módulos de cámaras del Samsung Galaxy S21 (derecha) y Xiaomi Mi 11 (izquierda). Nacho Castañón Omicrono

Por su parte, el móvil de Xiaomi destaca por incluir una lente principal de 108 megapíxeles con inteligencia artificial y fotografía computacional, un ultra gran angular de 13 megapíxeles y un sensor macro de 5 megapíxeles. El Galaxy S21 de Samsung ofrece, en líneas generales, unas buenas fotografías, con colores naturales y sin apenas saturación. Sin embargo, los resultados son más sólidos en el Mi 11, logrando imágenes nítidas, naturales y con un gran nivel de detalle.

En cuanto a la cámara para selfis, el Samsung Galaxy S21 cuenta con un sensor de 10 megapíxeles, mientras que el Xiaomi Mi 11 viste una lente de 20 megapíxeles. Los resultados de las fotografías de ambos modelos son buenos, aunque la firma china ofrece imágenes de mayor calidad. En cuanto a vídeo, el teléfono de Samsung ofrece estabilizador óptico con capacidades 4K HDR10+ a 60 fps; mientras que en el Mi 11 es de 4K a 60 fps.

¿Cuál me compro?

Otra de las principales diferencias entre ambos modelos está en el precio. El Samsung Galaxy S21 cuesta 859 euros, mientras que el Xiaomi Mi 11 es cien euros más barato: 749,99 euros. En líneas generales, las características de ambos terminales ofrecen un buen sabor de boca, ya que otorgan una experiencia de uso.

En ciertos aspectos guardan similitudes, aunque hay algunas diferencias que pueden decantar la balanza hacia un lado dependiendo de lo que uno busque. Por ejemplo, tanto las cámaras como la batería son superiores en el Xiaomi Mi 11, mientras que el Samsung Galaxy S21 ofrece una mejor pantalla y un tamaño más manejable. Lo que está claro es que se tratan de dos de los móviles de gama alta más completos del mercado.

Te puede interesar...