Los proyectos y desarrollos de los vehículos voladores comienzan a coger forma con vistas a un 2023 y 2024 que prometen ser rompedores. Este tipo de aeronaves, en su gran mayoría eléctricas o híbridas, también hacen acto de presencia en algunas ciudades de España como Sevilla, que cuenta con un laboratorio del fabricante chino EHang con el fin de probar su tecnología.

Noticias relacionadas

Permisos de las autoridades aeronáuticas mediante, se han establecido un par de líneas de aparatos muy marcadas. La primera la que emplea aeronaves capaces de despegar y aterrizar de forma vertical. Y una segunda que sigue los cánones de la aviación tradicional con aeronaves que aterrizan y despegan desde una pista.

En ambas configuraciones de vehículos podemos encontrar algunos modelos totalmente eléctricos, otros cuyo sistema de propulsión es a base de combustión y otra rama que apuesta por el híbrido. Precisamente esta última es la que emplea uno de los proyectos más prometedores que viene de la mano de VoltAero, una compañía francesa, a través de una nueva aeronave de la familia Cassio.

Y como la unión hace la fuerza, qué mejor manera que estrenarse con una alianza empresarial. VoltAero será la encargada de proveer los coches voladores a la compañía Kinect, quienes se encargarán de gestionar un servicio de alquiler de coches con conductor -o piloto-. Al más puro estilo Uber o Cabify.

Un híbrido volador

VoltAero es una de esas compañías que siempre se encuentran en la punta de la innovación tecnológica de las aeronaves. Sus modelos Cassio son ampliamente conocidos en la industria y empezaron adaptando aeronaves míticas como la Cessna 337 Skymaster para incorporar sus tecnologías. Y comenzaron a volar.

Cessna 337 Skymaster de pruebas VoltAero

La planta motriz desarrollada por la compañía acumula, en la actualidad, más de 80 vuelos de demostración completados con éxito. Esto le convierte en uno de los más fiables del sector gracias a que cuenta con un sistema híbrido para respaldar al eléctrico.

El sistema en cuestión combina motores 100% eléctricos con uno extra de combustión interna, proporcionado un rango de potencias que van desde los 330 a los 600 KW dependiendo de la configuración de asientos por los que opte el cliente. VoltAero tiene en su menú de modelos un total de cuatro cabinas con capacidad para 4, 6 y 10 asientos. Kinect ha optado por esta última versión para su flota.

Esa potencia instalada le permite velocidades de crucero de 360 kilómetros por hora y dos modalidades de autonomía. La que se consigue con sus motores eléctricos alcanza los 200 kilómetros por hora, pero si los requerimientos de la ruta necesitan ir más allá se podrá alargar hasta los 1.200 kilómetros. Suficiente para cubrir una ruta ida y vuelta de Madrid a Barcelona.

El coste operativo del Cassio se reduce considerablemente respecto a otras aeronaves equivalentes con unos "70 céntimos de dólar" por asiento y milla. Una cantidad realmente baja que puede ser sensiblemente menor cuando la aeronave funcione el 100% del viaje con su motor eléctrico. Del mismo modo, Cassio emitirá un 20% menos de gases contaminantes respecto a sus competidores.

El coche volador híbrido de largo radio que lo usarás como un Uber

El fuselaje central y la parte delantera de la aeronave tienen un cierto parecido al Piaggio P-180, mientras que la parte trasera con ese esquema de cola se asemeja más a la Cessna Skymaster con la que han realizado las pruebas piloto. Voltaero planea tener lista su aeronave para el año 2023, momento en el que se encuadrará comercialmente dentro de la flota de Kinect.

Como un Uber

Las primeras pruebas de Kinect se llevarán a cabo a finales de este mismo verano, según recoge Corporate Jet Investor, y en el futuro estará disponible para vuelos chárter bajo demanda a través de una aplicación para smartphones en Estados Unidos y Reino Unido, como primeros mercados.

Algunos usuarios que usen actualmente la app Kinect podrán ver una previsualización del coste que supondría alquilar un avión Cassio hasta un máximo de 193 kilómetros en modo eléctrico. "Con nuestros aviones actuales, con el Cassio incluido, podemos despegar y aterrizar en [pistas de] menos de 3.000 pies [900 metros]", ha declarado Jonathan Evans, CEO de KinectAir.

"Hoy contamos con aviones convencionales impulsados por hélice, eficientes, de última generación y listos para usarse en una red impulsada por software", ha apuntado. "Eso permite una experiencia bajo demanda en la palma de la mano a un precio alcanzable. A continuación, traemos el futuro eléctrico, pasando del queroseno y la gasolina a tecnologías híbridas con Cassio de VoltAero, que estará en nuestra flota en 2023".

También te puede interesar...