Omicrono

El primer Ferrari eléctrico es oficial: por qué tendremos que seguir esperando

Ya tenemos los primeros datos del que será el primer Ferrari eléctrico. No obstante, su CEO ha arrojado una jarra de agua fría a todos aquellos que lo están esperando.

Noticias relacionadas

Ante una electrificación cada vez más progresiva en el mundo de los vehículos modernos, hay marcas que se resisten a dar el paso. Otras lo tienen en sus planes o directamente los han presentado junto a unas desalentadoras declaraciones sobre el por qué no confían en ellos. En mitad de todo este asunto hay algunos que aún seguimos soñando con un futuro Ferrari eléctrico.

El sueño de todo aficionado al motor es presenciar, al menos una vez en su vida, el nacimiento de un Ferrari totalmente eléctrico. Es cierto que ya existen intentos por parte de la firma, pero híbridos: el SF 90 Stradale o el LaFerrari, pero han sido sus única incursiones en el mercado eléctrico, y sobra decir que han sido conservadoras cuanto menos.

Si eres uno de los que sueñan con ver nacer este Ferrari, tenemos malísimas noticias para ti. El CEO de Ferrari ha explicado que no llegará este coche hasta pasado el año 2025. Y han explicado el por qué.

El Ferrari eléctrico se hará de rogar

Ferrari 812 GTS.

Ferrari 812 GTS.

El CEO de Ferrari, Louis Camilleri, ha hablado de este tema durante un desayuno en el Centro Stile en la fábrica de Ferrari situada en Maranello, Italia tal. Según recogen en Reuters, el CEO explica que si bien en Ferrari están explorando el desarrollar un gran turismo totalmente eléctrico, no verá la luz por ahora. Según Camilleri:

"Todavía hay problemas importantes en términos de autonomía, en términos de velocidad de recarga. Así que eventualmente saldremos con un coche eléctrico. Pero será posterior a 2025. No a corto plazo".

Era de esperar que el Ferrari eléctrico no fuera a llegar pronto, pero estas declaraciones son una jarra de agua fría para muchos. Los analistas esperaban que se presentara el vehículo en 2022 o en 2023, pero el CEO lo ha adelantado hasta el año 2025 o posterior. Pero, ¿por qué Ferrari es tan reticente a desarrollar este coche cuando algunos de sus principales rivales ya han optado por la electrificación como Porsche con su Taycan? El propio Camilleri lo explica:

"La tecnología de la batería aún no está donde debería estar". Camilleri también aseguró que estaban explorando tecnologías alternativas para sus coches, como biocombustibles o hidrógeno. "Estamos observando varios sistemas de propulsión y tratando de ver cuál sería el más eficiente y efectivo en términos de cuál es nuestra visión para los automóviles Ferrari en el futuro".

Sin embargo, Ferrari no reniega completamente de la electrificación y aboga por un punto intermedio: los híbridos. Estos coches serán el objetivo de Ferrari de aquí a medio-corto plazo. La marca italiana espera que el 60% de los coches que se vendan para 2022 sean híbridos.