Dirty Tesla YouTube

Omicrono

Este vídeo de un Tesla con Autopilot evitando objetos de construcción es hipnótico

Te encantará este vídeo de un Tesla con Autopilot evitando objetos de construcción. El coche, de forma autónoma, consigue esquivar los obstáculos sin problemas.

Noticias relacionadas

Al igual que ha habido numerosos Tesla con Autopilot envueltos en polémicas, también han sorprendido por ser quizás los vehículos con mejor conducción autónoma del mercado. No faltan vídeos de YouTube (y en otras partes de Internet) mostrando lo eficiente que es el sistema de conducción autónoma de Tesla.

Hace ya cosa de un mes los Tesla recibieron una actualización que permitía a estos coches detectar conos de construcción en la carretera. Esta clase de imprevistos en carretera pueden suponer un problema para los sistemas de conducción autónoma y cómo no pueden llegar a poner en riesgo al conductor (aunque este, en teoría, debería tener las manos pegadas al volante en todo momento).

Ahora que los Tesla son capaces de realizar dicho proceso, se ha publicado un vídeo en YouTube de un usuario usando Autopilot en una zona con objetos de construcción esquivándolos con total naturalidad. Y es absolutamente hipnótico.

Este Tesla con Autopilot esquiva conos de construcción como si nada

En el vídeo podemos ver cómo el Autopilot no solo reconoce los conos y los muestra en la pantalla, sino que además los esquiva perfectamente. El esquive, además, es totalmente natural, con un movimiento suave propio de alguien que está conduciendo de forma normal. Este es el resultado en la vida real del trabajo de Tesla para que Autopilot sea capaz de reconocer este tipo de zonas en construcción.

En el vídeo podemos ver cómo el Autopilot no se limita únicamente a esquivar el cono, sino que es capaz de cambiar de carril. El caso de este vídeo es especialmente llamativo, ya que la línea de conos se fusiona prácticamente con el carril izquierdo cerrando a su vez el carril derecho. El Tesla lo esquiva todo sin problema alguno.

No siempre es así; hace unos meses se hizo viral un vídeo que mostraba justo lo contrario. Un Tesla con Autopilot arrollando unos 11 conos de construcción. Aunque es cierto que en esta situación los Tesla no estaban preparados con la actualización ya mencionada, fue una prueba de que el Autopilot aún depende de la intervención de los humanos para ser completamente seguro.

Y es que por mucho que el Autopilot de Tesla llene las redes sociales con vídeos que hablan del futuro de la conducción autónoma, debemos recordar que es el nivel 5 de autonomía el que permite la ausencia de interacción por parte de los humanos. Tesla sigue pidiendo a sus conductores que mantengan las manos pegadas al volante para recobrar el control si fuera necesario, ya que como todo sistema, este puede fallar. Sin embargo, no deja de ser impresionante ver lo que posiblemente sea el futuro de nuestras carreteras en unos (muchos) años.