Omicrono

Esto es lo que pasa si mantienes el acelerador y el freno al mismo tiempo

La explosión de los frenos de un coche demuestra lo que pasa si aceleras y frenas al mismo tiempo, en casos extremos, eso sí.

18 diciembre, 2016 17:54

Noticias relacionadas

La explosión de los frenos de un coche es algo espectacular, pero que deberías evitar a toda costa; por aquello de que no podrías frenar el coche, claro.

Los frenos son la pieza más importante de cualquier coche, incluso más que el motor; de nada sirve tener toda la potencia del mundo si luego no eres capaz de reducir la velocidad.

Afortunadamente, es poco probable que los frenos se rompan; son piezas diseñadas para durar muchos kilómetros. En el caso de los frenos de disco, es mucho más probable que antes gastando las pastillas antes que romper los discos.

Buscando el límite de los frenos

Eso no quiere decir que no sea posible, claro. Si nos ponemos en serio, es perfectamente posible destruir los discos de freno; como han descubierto los youtubers fineses Beyond the press, que dedican sus días a todo tipo de experimentos locos.

Para su último experimento, sólo necesitaban una cosa, un Ford Fiesta viejo que pudiesen destrozar sin miedo; su objetivo era comprobar hasta dónde podían llegar los discos de freno de un coche común, y para ello no necesitaron ninguna herramienta.

disco-freno-3

disco-freno-3

La idea era simplemente acelerar lo máximo posible y pegar frenazos al mismo tiempo, hasta que una pieza cediese; para observar mejor el efecto, quitaron la rueda y empezaron a grabar.

No es un proceso muy científico, y tuvo sus problemas; como el coche es tan viejo, no tiene diferencial, por lo que la otra rueda siguió girando y gastando la energía en quemar neumático. Pero una vez solucionado eso, los resultados fueron violentos.

La explosión de los frenos de un coche es espectacular

Como veis, con la rueda contraria bloqueada, el disco de freno no tardó mucho en ponerse rojo; pronto las chispas saltaron, las llamas empezaron a asomar, hasta que el disco no dio más de si y se partió en varios pedazos.

No sabemos la temperatura exacta a la que se rompió el disco, sólo que fue mucho mayor de 160º C. Al repetir la prueba con la otra rueda, se alcanzaron temperaturas de más de 1000 ºC, pero el disco no llegó a romperse; la caja de cambios se rompió antes.

disco-freno-2

disco-freno-2

Hay que tener en cuenta que el coche era bastante viejo, y que probablemente los resultados serían muy diferentes con un coche moderno; los fabricantes no sólo han implementado medidas para evitar el bloqueo de los frenos, sino que estos son más resistentes.

Ni que decir tiene que no deberías repetir este experimento; las piezas que salen despedidas de una explosión semejante pueden dañar a los ocupantes y cualquiera que esté cerca.