Guta, completamente destruida.

Guta, completamente destruida. Reuters

Oriente Próximo

Aviones y helicópteros bombardean Guta y rompen la tregua humanitaria

La tregua, habilitada para facilitar la huida de civiles de Guta, duró tan sólo dos horas. 

Aviones de guerra no identificados y un helicóptero de las fuerzas gubernamentales sirias bombardearon este martes varios puntos de Guta Oriental, el principal bastión opositor de las afueras de Damasco y donde está en vigor una tregua humanitaria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG apuntó que los aviones atacaron el pueblo de Al Iftirís, mientras que un helicóptero lanzó dos barriles de explosivos en la localidad de Al Shifunía, sin que haya informaciones de víctimas.

Sin descanso en Siria

Anteriormente, la fuente había informado del disparo de varios cohetes, en Guta Oriental, sin que se registraran muertos o heridos.

Tres proyectiles impactaron en la población de Harasta, mientras que uno cayó en Duma, la mayor ciudad de Guta Oriental, y otro en una zona que separa ambas localidades.

Además, varios cohetes impactaron en el área de Mesraba, agregó el Observatorio.

La ONU anunció que ha recibido informes sobre explosiones en Guta Oriental. "Los enfrentamientos continúan esta mañana, es la información que hemos recibido", dijo a la prensa en Ginebra el portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU, Jens Laerke.

A las 09.00 hora local (07.00 hora GMT) entró en vigor una "pausa humanitaria", anunciada el lunes por Rusia, de cinco horas en Guta Oriental, que se aplicará a diario.

Las autoridades sirias han habilitado un corredor humanitario para facilitar la salida de los civiles que deseen abandonar Guta Oriental.

Sin embargo, según la televisión oficial siria, "grupos terroristas" arrojaron cohetes para evitar la marcha de los civiles de la región.

Desde el pasado 18 de febrero Guta Oriental vive una escalada de los ataques de la aviación siria y la rusa y de la artillería gubernamental que se ha cobrado la vida de 568 personas, entre ellas 141 menores y 85 mujeres, de acuerdo a los últimos datos del Observatorio.