El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante una rueda de prensa.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante una rueda de prensa. Tsafrir Abayov Reuters

Oriente Próximo

El hijo de Netanyahu presume de los negocios de su padre en un club de striptease

El vástago del primer ministro israelí intenta persuadir al hijo de un magnate del gas, cuyo padre se vio beneficiado por el mandatario, para que le invite a pasar un rato con una prostituta.

El Canal 2 israelí difundió este lunes, a pesar de la oposición de la familia del primer ministro Benjamín Netanyahu, una grabación de audio en la que el hijo mayor del mandatario israelí se dirige al hijo de un magnate durante una salida informal en la que hace alusión a un acuerdo de gas que compromete a su padre.

"Tío, mi padre llegó a un gran acuerdo para tu padre. Peleó por él en el Knéset (Parlamento israelí), tío", le dijo Yair Netanyahu a Ori Maimon, hijo del empresario del gas Kobi Maimon, asociado al acuerdo, durante una noche de copas en un club de striptease de Tel Aviv en 2015.

"¿Mi padre te colocó con 20.000 millones de dólares y ni siquiera puedes enrollarte con 400 séqueles (112 dólares, unos 96 euros al cambio)?", presume Yair riendo, en alusión a los servicios de una prostituta.

Según los medios locales, el letrado de la familia ha intentado cancelar la difusión del audio que sin embargo fue finalmente emitido en el informativo de máxima audiencia.

La conversación fue grabada en 2015 durante la negociación del acuerdo en el que el ministro de Finanzas israelí, Moshe Kahlon, propuso su abstención por su relación de amistad con Maimon.

La comprometida cinta se difunde cuando Netanyahu está siendo investigado como sospechoso en dos casos de corrupción, 1.000 y 2.000, en los que se dirime si recibió favores de empresarios israelíes y si negoció con un medio de comunicación legislar en contra de su rival a cambio de recibir una cobertura informativa favorable.

En 2016 un reportaje del canal 10 de televisión informó de que Yair disfrutó de unas lujosas vacaciones en Estados Unidos invitado por el millonario australiano James Packer, una de las personas relacionadas en el Caso 1000.

Yair ha sido llamado a declarar, como su madre Sara Netanyahu, en las investigaciones policiales.