Reuters

Reuters

Oriente Próximo Enfrentamientos

Un palestino muerto y un centenar de heridos en el 'viernes de la ira'

Las tropas del Ejército israelí se han desplegado en varios puntos ante la escalada de tensión en la zona tras la decisión de Donald Trump. 

Un joven palestino de Gaza ha muerto y un centenar de heridos en ese territorio, Cisjordania y Jerusalén Este en choques con el ejército israelí con motivo del Día de la Ira convocado en protesta por la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

El portavoz del Ministerio palestino de Sanidad, Ashraf al Qedra, confirmó las dos muertes entre los manifestantes e informó de 60 heridos, todos ellos por munición real, la mayoría con heridas en la parte inferior del cuerpo y dos de ellos están en estado crítico.

Identificó al fallecido como Mahmud al Masri, de 30 años y de la ciudad gazatí de Jan Yunis.

Cientos de jóvenes de Gaza se dirigieron hoy a las fronteras para enfrentarse con los soldados tras el rezo del mediodía, cuando los altavoces de las mezquitas instaron a la población a tomar las calles y manifestarse contra la decisión de Trump.

En Cisjordania y Jerusalén, según datos de la Media Luna Roja (equivalente a la Cruz Roja) más de dos centenares de personas tuvieron que ser atendidas tanto por heridas de balas recauchutadas, por golpes o por haber inhalado gases lacrimógenos.

Crece la tensión y la escalada de violencia en Oriente Medio

Enfrentamientos en la frontera

El Ejército israelí confirmó enfrentamientos en seis puntos de la frontera con Gaza y en múltiples localidades en Cisjordania.

"Han surgido protestas violentas en unas 30 localidades a lo largo de Judea y Samaria (Cisjordania) y la Franja de Gaza", confirmó el Ejército en un comunicado en el que precisó que en Cisjordania unas 3.000 personas se habían manifestado violentamente, y habían quemado neumáticos y lanzaron bombas incendiarias y piedras contra las fuerzas de seguridad.

En Ramala, un millar de personas se congregó en el centro de la ciudad y cientos marcharon después hacia el puesto militar en el norte, donde se enfrentaron con los soldados.

El jeque Hasan Yousef, líder del movimiento islamista Hamás en Cisjordania, dijo a Efe que "El Viernes de la Ira es una respuesta a Trump. Marchamos para frenar cualquier violación de la ocupación contra nuestro pueblo y nuestros lugares sagrados".

Otro líder del movimiento, el jeque Yamal al Taweel, anunció que "se va a abrir la batalla contra los sionistas".

El miércoles, Trump reconoció a Jerusalén como capital de Israel, los que rompió el consenso internacional y la posición histórica de EEUU al respecto, lo que llevó a los palestinos a rechazar a Washington como mediador en ningún proceso de paz y a convocar para hoy un Día de la Ira.