La reina Isabel II y el presidente Donald Trump en los actos del 75 aniversario del Día-D

La reina Isabel II y el presidente Donald Trump en los actos del 75 aniversario del Día-D Chris Jackson Reuters

Europa

Correos filtrados del embajador británico en EEUU califican a Trump de "inepto" y "torpe"

Los cables diplomáticos enviados por Kim Darroch al gobierno de Theresa May desde 2017 podrían crear una crisis diplomática entre ambos países. 

Noticias relacionadas

Las filtraciones de unos correos del embajador del Reino Unido en Estados Unidos sobre la administración del presidente Donald Trump podrían afectar a la relación entre ambos países. Los cables diplomáticos, que el embajador hacía llegar al gobierno de Theresa May, fueron obtenidos y publicados por el diario Mail on Sunday y datan del 2017 hasta la fecha. 

En esos mensajes, el diplomático británico Sir Kim Darroch se refería al gobierno estadounidense como "disfuncional", "impredecible", "torpe diplomáticamente" e "inepto". Indicaba que no pensaba que esta situación fuera a mejorar en la Casa Blanca. También manifestaba su preocupación porque "para un hombre que ha llegado al puesto político más alto del planeta, el presidente Trump irradia inseguridad". 

El Ministro de Exteriores del Reino Unido ha abierto una investigación para encontrar al responsable de las filtraciones. El canciller británico, Jeremy Hunt, no ha desmentido el contenido de los mensajes, pero ha aclarado que los cables reflejan la postura personal de Darroch, no la del gobierno. 

El presidente Donald Trump y la primera ministra Theresa May en la cumbre del G20 en Osaka

El presidente Donald Trump y la primera ministra Theresa May en la cumbre del G20 en Osaka G20 Osaka Summit Photo Reuters

En uno de los correos del mes pasado, Darroch calificaba la actuación del mandatario estadounidense respecto a Irán como "incoherente y caótica". Respecto a la decisión final de no llevar a cabo un ataque porque costaría la vida a 150 personas, el diplomático dijo que la verdadera razón de Trump para no hacerlo fue que aquello podría costarle su imagen de cara a las elecciones de 2020.  

La Oficina de Asuntos Exteriores británica afirma que las relaciones con la Casa Blanca de su equipo en Washington son fuertes y que se mantendrán pese a este comportamiento malicioso de quienes han filtrado los cables. El portavoz también ha declarado que "sus puntos de vista no son necesariamente los puntos de vista de los ministros o del gobierno, pero les pagamos para que sean sinceros"

El domingo, Donald Trump reaccionaba de esta manera ante la prensa: "No somos grandes fans de ese hombre y él no ha servido bien al Reino Unido... Así que puedo entenderlo y puedo decir cosas sobre él, pero no me molestaré". 

El ministro de Comercio británico, Liam Fox, ha manifestado su preocupación por lo que estas filtraciones puedan afectar la relación entre el Reino Unido y EEUU. Fox, que se encuentra en estos momentos de visita oficial en Washington, ha dicho que trasladará sus disculpas a Ivanka Trump, hija y asesora del presidente, con la que tiene prevista una reunión. 

El ministro de Comercio del Reino Unido, Liam Fox

El ministro de Comercio del Reino Unido, Liam Fox Hannah Mckay Reuters

En declaraciones a la BBC, el ministro ha declarado: "Las filtraciones maliciosas de esta naturaleza son antipatrióticas, nada profesionales e inmorales y pueden verdaderamente provocar un daño en esa relación que, por tanto, puede afectar a nuestros intereses de seguridad".