La comisaria de Justicia, Vera Jourova

La comisaria de Justicia, Vera Jourova CE

Europa

La UE incluye a Arabia Saudí y Panamá en la lista negra de financiadores del terrorismo

La iniciativa de Bruselas provoca incomodidad a Reino Unido, Alemania, Francia, Italia o España, que quieren preservar las relaciones con Riad.

Bruselas

"Europa no puede ser una lavandería de dinero negro que patrocina la delincuencia y el terrorismo. No podemos seguir siendo ingenuos", ha proclamado la comisaria de Justicia, Vera Jourova, durante la presentación este miércoles de la nueva lista negra de la UE de países que consienten el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo. Una lista en la que figuran 23 Estados y territorios entre los que están Arabia Saudí, Panamá, Puerto Rico o Bahamas.

La inclusión de Arabia Saudí ha provocado malestar entre los Estados miembros, en particular Reino Unido, Alemania, Francia, España, Italia, Bélgica o Grecia, según ha desvelado el diario británico Financial Times. Pese a la crisis provocada por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí de Estambul, la UE sigue considerando a Arabia Saudí como un socio privilegiado y se ha negado a aplicar siquiera el embargo de armas que pedía la Eurocámara.

La comisaria de Justicia y responsable de la elaboración de la lista negra, Vera Jourova, ha dicho que no le sorprenden las dudas de estos países porque se trata de "algo nuevo, políticamente sensible, que está relacionado con la seguridad del sistema financiero de la UE, pero que también tiene que ver con las relaciones exteriores de la UE y de los Estados miembros". No obstante, se ha mostrado convencida de que los Gobiernos acabarán respaldando la lista. 

Tanto la Eurocámara como los Veintiocho disponen ahora de un mes para respaldar o rechazar la lista antes de que se publique en el diario oficial de la UE. No podrán hacer ninguna corrección, según han explicado fuentes comunitarias. 

Los 23 países incluidos en la lista son: Afganistán, Samoa Americana, Bahamas, Botswana, Corea del Norte, Etiopía, Ghana, Guam, Irán, Irak, Libia, Nigeria, Pakistán, Panamá, Puerto Rico, Samoa, Arabia Saudí, Sri Lanka, Siria, Trinidad y Tobago, Túnez, Islas Vírgenes de EEUU y Yemen. Bruselas considera que estos países presentan carencias estratégicas en sus marcos legales de lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

Los bancos deberán hacer más controles

El objetivo de esta lista es proteger al sistema financiero de la UE para evitar que se vea involucrado en este tipo de operaciones. A partir de su publicación, los bancos europeos estarán obligados a aplicar controles reforzados a las operaciones financieras en las que participen clientes o entidades procedentes de estos países de alto riesgo, con el fin de detectar mejor flujos de capital sospechosos.

"El comercio, los intercambios económicos y las transacciones financieras (con estos países) pueden continuar, pero serán examinadas estrechamente por los bancos mediante un procedimiento reforzado de diligencia debida. No es un sistema de sanciones, el único objetivo es mantener la seguridad de nuestro sistema financiero", sostiene Jourova. Bruselas ha examinado también los casos de Estados Unidos y de Suiza, pero no ha encontrado motivos suficientes para incluirlos en la lista.

Aunque la UE dispone de una lista de países que consienten el dinero negro desde 2016, que reproduce la que se usa a nivel internacional, es la primera vez que Bruselas hace su propio análisis completo aplicando criterios mucho más estrictos que los estándares internacionales. 

Entre las cuestiones que ha examinado la Comisión es si los países tipifican como delito el blanqueo y la financiación del terrorismo, si registran los datos de sus clientes, si informan de transacciones sospechosas, si son transparentes sobre los propietarios reales de las compañías, si cooperan internacionalmente o si prevén sanciones disuasivas, proporcionadas y eficaces.