La iniciativa para cambiar el horario deberá ser debatida por el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE.

La iniciativa para cambiar el horario deberá ser debatida por el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE. Reuters

Europa

La UE quiere eliminar el cambio de hora con la opinión de menos del 1% de la población

A pesar de que la comisión considera la participación de la consulta como un récord, los países europeos no lograron que votara ni el 10% de sus ciudadanos. 

"Millones de ciudadanos han dicho que ya no quieren seguir cambiando los relojes. La Comisión Europea (CE) hará lo que piden", dijo Jean-Claude Juncker sobre el resultado de la consulta para eliminar el cambio de hora, que muestra que un 84% de los europeos quieren abolir esta práctica. Pero el hecho de que solo votaron 4.6 millones de personas (0.89%) de los 28 estados miembros pone en duda el grado de representatividad de la encuesta.

A pesar de que la comisión considera la participación de la consulta un récord, en comparación con la de otras, los países europeos no lograron que votara ni el 10% de sus ciudadanos. En Alemania es donde más personas expresaron su voluntad y solo un 3.79% de su población participó. Le siguen Austria, con un 2.9% y Luxemburgo con 1.78%. Los países con menor tasa de participación fueron Reino Unido, con 0.02% y Rumanía e Italia con un 0.04 %. En el caso de España, el 93% de los votantes se mostró a favor de abolir el cambio de hora, pero ese porcentaje solo representa al 0.19% de la población. Chipre y Grecia fueron los únicos que votaron en contra de abolir esta práctica.

Tras debatir estos resultados a nivel interno, la CE ha decidido que presentará "en su debido momento" una propuesta legislativa para poner fin al cambio horario, según el portavoz comunitario, Alexander Winterstein, quien precisó que el establecimiento del horario en cada Estado miembro "será siempre una competencia nacional". Winterstein recordó que actualmente en Europa "hay tres zonas horarias en las que los países han escogido diferentes husos" e instó a los parlamentarios a tomar decisiones que no afecten la vida de los ciudadanos y el mercado interior.

La Comisión Europea plantea anular el cambio de hora

En la encuesta se preguntó si los ciudadanos deseaban mantener o abolir el doble cambio de hora y, en este último caso, qué horario preferirían mantener, si el de verano o el de invierno. Además se les dio la posibilidad de argumentar su decisión. La mayoría de los consultados se decantó por el horario de verano, y solo los votantes de Finlandia, Holanda, Dinamarca y República Checa, se mostraron a favor de mantener el horario de invierno. Entre las razones para acabar con la práctica que más se repitieron entre los encuestados están los efectos negativos en la salud, el aumento de los accidentes de tráfico y la ausencia de ahorro energético.

El 76% de los encuestados considera que el cambio supone una experiencia "muy negativa" o "negativa", un porcentaje que se eleva a cerca del 90 % en el caso de España. El jefe del ejecutivo, Pedro Sánchez, anunció que creará una comisión de expertos encargada de evaluar la conveniencia de cambiar el huso horario del país para después buscar el máximo consenso entre las fuerzas políticas antes de tomar una decisión.

Fuentes comunitarias dijeron que la CE decidió plantear esta propuesta dado que los beneficios del cambio horario son "marginales y no hay ningún estudio que diga lo contrario", y alegaron que su abolición podrá tener impactos positivos sobre la salud de los europeos, la seguridad vial, la agricultura o incluso en el ordeño vacuno. Además, aseguraron que países como Finlandia o Estonia habían expresado a Bruselas su descontento hacia el cambio hace mucho tiempo. La Comisión no está obligada a actuar de acuerdo con el resultado del sondeo, dado que no era vinculante, pero ha decidido posicionarse con los 4.6 millones de votantes y presentará una iniciativa legal.

Desde 1996 se adelantan en la UE los relojes una hora el último domingo de marzo y se atrasan una hora el último domingo de octubre. Según la CE, el objetivo de la directiva del cambio horario era resolver los problemas derivados de una aplicación descoordinada de los cambios de hora a lo largo del año, sobre todo para el transporte y la logística. La iniciativa que presente la CE deberá ser debatida por el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE. La comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, calcula que si el trámite avanza sin trabas, podría entrar en vigor entre 2020 y 2021. Por esto, este otoño se mantendrá el cambio de hora: el 28 de octubre a las tres de la mañana serán las dos. Y lo mismo sucederá, pero a la inversa, a finales de marzo de 2019.