Consejo de Exteriores de la Unión Europea

Consejo de Exteriores de la Unión Europea JULIEN WARNAND Agencia EFE

Europa

La UE elige a Rota como base de la misión antipiratería Atalanta tras el brexit

Margarita Robles considera la designación como un "éxito importante para España"

Bruselas

Noticias relacionadas

La base naval de Rota se convertirá a partir de marzo de 2019 en el nuevo cuartel general de Atalanta, la operación militar de la Unión Europea contra la piratería marítima en el Océano Índico y el Cuerno de África. Así lo han decidido los ministros de Defensa de la UE en la reunión celebrada este lunes en Luxemburgo, en la que se ha estrenado Margarita Robles. El centro de operaciones de Atalanta se encuentra ahora en Northwood, cerca de Londres, pero tendrá que mudarse por la salida de Reino Unido de la UE.

"Que el cuartel general de operaciones de Atalanta vaya a estar en Rota creo que es un éxito importante de España", se ha felicitado Robles en declaraciones a la prensa tras conocerse la elección. La decisión demuestra a su juicio "el compromiso del Gobierno español en todas aquellas operaciones de la UE, pero sobre todo aquellas que permitan garantizar la libertad, la seguridad y el ejercicio de los derechos en este caso en el mar en la zona de África".

El Gobierno español todavía no ha realizado un análisis sobre el impacto económico que tendrá acoger el cuartel general de Atalanta en Rota. Pero Robles sostiene que "no tiene por qué suponer un incremento de costes". "Lo que pueda perderse por un lado se gana suficientemente por el otro", ha asegurado.

La UE elige a Rota como base de la misión antipiratería Atalanta tras el brexit

Protección a los pesqueros y al Programa de Alimentos

La operación Atalanta se puso en marcha en diciembre de 2008 en Somalia para contribuir a la disuasión, prevención y la represión de los actos de piratería y del robo a mano armada frente a las costas de Somalia.

La misión protege también los buques del Programa Mundial de Alimentos y otros transportes marítimos vulnerables, vigila las actividades pesqueras frente a las costas de Somalia y brinda apoyo a otros programas y operaciones de la UE en la región.

"El Gobierno de España quiere tener un papel activo en aquellas misiones que implican la cooperación a la seguridad y a la paz en el mundo. Y qué más importante que proteger el Programa de Alimentos, o proteger la seguridad marítima, o proteger a nuestros pesqueros y a los pesqueros de Europa cuando están navegando por zonas tan  difíciles", ha insistido Robles.

La composición de Atalanta cambia constantemente debido a la frecuente rotación de unidades y varía según la temporada del monzón en el Oceano Índico. No obstante, normalmente incluye un personal de 1.200 personas, entre 4 y 6 buques de combate y entre dos y tres aviones de reconocimiento.

En este momento, están desplegados en esta misión el buque español Meteoro y la fragata italiana Carlo Margottini. Cada país participante debe asumir los costes de su propio despliegue. Atalanta cuenta además con un presupuesto de la UE de alrededor de 5 millones de euros al año para financiar costes comunes.

España se suma a la fuerza de intervención rápida de Macron

Durante la reunión en Luxemburgo, Robles se ha sumado a la puesta en marcha de una "iniciativa europea de intervención" en seguridad y defensa. Se trata de una iniciativa lanzada por el presidente francés, Emmanuel Macron, al margen de las estructuras de la UE y de la OTAN y cuyo objetivo es poder reaccionar rápidamente a cualquier crisis que afecte a la seguridad europea.

En el proyecto participan un total de 9 países: Francia, Alemania, Bélgica, Dinamarca, España, Estonia, Holanda, Portugal y Reino Unido. Italia estaba implicada inicialmente en el proyecto pero su nuevo Gobierno populista todavía no ha decidido si acabará sumándose. La "iniciativa europea de intervención" facilitará además la implicación de Londres en la defensa comunitaria después del brexit.