Marine Le Pen, en el congreso de refundación de su partido.

Marine Le Pen, en el congreso de refundación de su partido. Efe

Europa

El TJUE condena a Marine Le Pen a devolver 300.000 euros a la Eurocámara

La asistente contratada con este dinero no desarrolló ningún trabajo relacionado con el Parlamento Europeo.

Bruselas

Noticias relacionadas

La líder del utraderechista Frente Nacional francés, Marine Le Pen, deberá devolver al Parlamento Europeo un total de 300.000 euros que usó de forma fraudulenta. El dinero en cuestión estaba destinado a la contratación de una asistente parlamentaria, pero Le Pen no ha demostrado que esta persona trabajara realmente para la Eurocámara, según ha sentenciado este martes el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE). Se trata de la jefa de gabinete de Le Pen, Catherine Griset, que trabajó para el Frente Nacional en su sede de Nanterre, y no en Bruselas o en Estrasburgo, aunque se le pagaba con dinero europeo, según una investigación de la oficina antifraude OLAF.

El fallo del TJUE desestima el recurso que había presentado Le Pen contra la sanción que le impuso la Eurocámara en diciembre de 2016. El Parlamento estimó que, en el periodo comprendido entre diciembre de 2010 y febrero de 2016, se había abonado indebidamente a la líder del frente nacional un importe de 298.497,87 euros en concepto de gastos de asistencia parlamentaria. Las reglas de la UE exigen que este dinero se destine exclusivamente a actividades relacionadas con la Eurocámara y no a financiar partidos.

Una asistente ficticia

La sentencia asegura que Le Pen "no ha logrado demostrar que su asistente realizara efectivamente tareas para ella". "En efecto, como ella misma reconoció en la vista, no ha aportado pruebas de que la asistente parlamentaria desarrollara ningún tipo de actividad en concepto de asistencia parlamentaria", dice el Tribunal de Luxemburgo.

Los jueces rechazan también las alegaciones de la líder del Frente Nacional en el sentido de que la Eurocámara no respetó su derecho a la defensa. Le Pen "tuvo la oportunidad de defender adecuadamente su punto de vista" y "no ha recibido un trato discriminatorio y tendencioso, ya que no ha aportado ninguna prueba que permita afirmar que el Parlamento sólo haya abierto procedimientos similares, en el pasado o actualmente, contra los eurodiputados del Frente Nacional", concluye el fallo.

Le Pen ha anunciado que recurrirá el fallo. "He presentado al Tribunal 655 pruebas que demuestran el trabajo de mi asistente parlamentaria. El tribunal rechaza tenerlas en cuenta alegando que debería haberlas presentado al Parlamento Europeo, que no me las pidió", se ha quejado en Twitter la líder del Frente Nacional.