El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici UE

Europa

Las cuatro recetas de Bruselas para salvar el sistema de pensiones español

Recomienda aumentar las contribuciones de los autónomos y estimular los planes privados.

Bruselas

Noticias relacionadas

Hasta ahora, el sistema de pensiones de España ha jugado un papel importante a la hora de mantener la calidad de vida y especialmente en la lucha contra la pobreza de las personas mayores, asegura la Comisión Europea en su último informe sobre pensiones en la UE publicado este lunes. "La mejor situación de los jubilados en España se debe al hecho de que las pensiones han mantenido su poder adquisitivo. Los pensionistas españoles han conservado ampliamente su nivel de vida relativo durante la crisis", señala el estudio.

No obstante, Bruselas ya ha avisado de que España está entre los países de la UE donde más va a caer la cuantía de las pensiones en los próximos años, lo que podría tener un fuerte impacto negativo en el poder adquisitivo de los mayores. El informe no se pronuncia sobre la subida de las pensiones que acaba de pactar el Gobierno de Mariano Rajoy con el PNV. Pero sí que la desautoriza de forma indirecta ya que sale en defensa de las últimas reformas por considerar que garantizan la sostenibilidad del sistema. Unas reformas que Rajoy revierte ahora.

De hecho, el Ejecutivo comunitario ve necesario que el factor de sostenibilidad, que ligará la cuantía de las pensiones a la esperanza de vida, entre en vigor en 2019. Sin embargo, el Gobierno acaba de retrasarlo a 2023. Para hacer frente al déficit actual de la Seguridad Social, Bruselas reclama "medidas para garantizar un aumento adicional de ingresos y medidas para garantizar que el gasto en pensiones sea eficaz y efectivo". Pero las recetas que propone el Ejecutivo comunitario para salvar el sistema de pensiones español son totalmente distintas a las que maneja el Gobierno.

REDUCIR LA BRECHA DE GÉNERO

Las mujeres mayores de 65 años están más expuestas al riesgo de pobreza que los hombres, sobre todo debido a la brecha salarial acumulada durante toda su vida laboral. El sistema español ya reconoce un complemento de maternidad a la hora de calcular las pensiones que reduce esta brecha. Pero la Comisión recomienda tomar más medidas: garantizar el acceso de las mujeres a todos los niveles de la educación; mejorar las iniciativas para conciliar la vida labora y familiar; aumentar la oferta pública de servicios de cuidado de niños de 0 a 3 años; y remunerar las bajas laborales para el cuidado de familiares.

SUBIR LAS CONTRIBUCIONES DE LOS AUTÓNOMOS

En la actualidad, los autónomos pueden elegir su base de cotización a la seguridad social. En 2016, el 86% de los autónomos cotizaban con la cuota mínima, un porcentaje que alcanzaba el 90% en el caso de los menores de 40 años. El resultado es que las pensiones que les quedan son de media un 41% inferiores a las que reciben los asalariados. La Comisión reclama medidas para reducir el porcentaje de autónomos que se acogen a la base mínima de cotización, así como para mejorar la protección a los trabajadores atípicos de la economía colaborativa, que hacen menos horas, tienen ingresos más bajos y pagan menos impuestos y contribuciones sociales.

INCENTIVAR LOS PLANES DE PENSIONES PRIVADOS

En la actualidad, sólo el 2% de los trabajadores españoles tienen un plan de pensiones de empresa. La mayoría están ligados a grandes compañías, en particular multinacionales o sociedades del sector financiero o energético, mientras que las pymes no suelen desarrollar este tipo de sistemas. La cantidad total de ahorros en planes de empresa y planes privados individuales ascendió al 16,3% del PIB en 2015. Bruselas cree que España debería incentivar los complementos a las pensiones públicas. "Al menos parte de la solución para mantener las necesidades de ingresos de los grupos con ingresos más altos podría tener que buscarse en el refuerzo de los planes de pensiones de empresa y privados", dice el informe.

AUMENTAR LA VIDA LABORAL

Las recientes reformas de las pensiones todavía no se han aplicado al completo y aún no están generando un incremento significativo en la edad de jubilación efectiva en España. La Comisión recomienda introducir más medidas en el mercado laboral para fomentar carreras laborales más largas y completas, reducir el volumen de trabajo atípico involuntario (es decir, aquellos trabajadores que quieren trabajar más horas, por ejemplo en la economía colaborativa, pero no pueden) y reducir la tasa de paro. Todas estas iniciativas ayudarían a salvar el sistema de pensiones español.