Bruselas quiere reforzar los controles en las fronteras exteriores

Bruselas quiere reforzar los controles en las fronteras exteriores Patricia De Melo/Comisión Europea

Europa

Los viajeros extracomunitarios deberán pagar 7 euros para entrar en la UE

Aprobado el sistema ETIAS de autorización previa de viajes para detectar a sospechosos de terrorismo.

Bruselas

Nueva iniciativa de la UE para blindar sus fronteras exteriores frente a amenazas como el terrorismo o la inmigración irregular. Los Veintiocho han aprobado este miércoles el acuerdo alcanzado con la Eurocámara para crear un sistema electrónico de autorización previa de viaje (ETIAS, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es detectar a posibles sospechosos y denegarles la entrada antes de que lleguen al espacio Schengen. Cuando empiece a funcionar en 2021, los viajeros extracomunitarios que quieran entrar en Schengen deberán pagar una tasa de 7 euros.

La medida es una copia del sistema ESTA que Estados Unidos puso en marcha en 2009. Pero el ETIAS será más barato que el ESTA. Los viajeros europeos que quieren entrar en territorio estadounidense deben pagar 14 dólares (11,5 euros al cambio actual) y el permiso sólo dura dos años, mientras que el ETIAS será válido durante tres años. La Comisión había propuesto inicialmente que la tasa fuera de 5 euros, pero los Gobiernos han decidido subirla hasta 7 euros. El objetivo es que con lo recaudado se financie el coste del sistema (212 millones de euros, según Bruselas) y su presupuesto anual (85 millones).

"El acuerdo de hoy es otro paso importante para proteger las fronteras exteriores de la UE. Al saber quién va a venir a la UE incluso antes de que llegue a la frontera, seremos capaces de detener a los que puedan suponer una amenaza para nuestros ciudadanos", ha dicho el ministro búlgaro del Interior, Valentin Radev, cuyo país ocupa la presidencia de turno comunitario.

Respuesta en un máximo de 96 horas

El nuevo sistema se aplicará al medio centenar de países cuyos ciudadanos pueden viajar al espacio Schengen sin tener que pedir visado. Entre ellos se encuentran Estados Unidos, Canadá y Australia, pero también México, Brasil, Argentina, Colombia, Chile o Perú. O a Reino Unido después del brexit salvo si logra llegar a un acuerdo con la UE para quedar exento.

Al pedir esta autorización previa de viaje, los ciudadanos extracomunitarios deberán proporcionar en un formulario online sus datos personales, su número de pasaporte, el lugar de primer destino y también información sobre antecedentes penales, presencia en zonas de conflicto o posibles órdenes de expulsión de algún Estado miembro. Todas las solicitudes se cotejarán automáticamente con todas las bases de datos de la UE y de Interpol sobre personas sospechosas. Si no salta ninguna alerta, lo que se espera que ocurra en la mayoría de los casos, la autorización se expedirá de forma automática y rápida.

Si sí que se detecta algún elemento sospechoso o se requiere más información, la solicitud se gestionará de forma manual por la unidad central de ETIAS, gestionada por FRONTEX, o por las autoridades nacionales del país afectado. En este caso, la decisión final sobre la expedición o la denegación de la autorización de viaje debe adoptarse en un máximo de 96 horas.

Antes de embarcar hacia la UE, las aerolíneas y las navieras deberán verificar si los viajeros tienen una autorización de viaje. Las empresas de autocar se beneficiarán de una prórroga de tres años, es decir, hasta 2024. No obstante, el ETIAS no proporcionará un derecho automático a entrar o quedarse: la decisión final la seguirá tomando la policía de fronteras.