¿Debe ser sacrificado el perro?

¿Debe ser sacrificado el perro?

Europa CONMOCIÓN EN ALEMANIA

Campaña sin precedentes para no sacrificar a un perro que mató a una mujer y su hijo

Una petición en Change.org que ya suma más de 275.000 firmas puede salvar a un Stanford Terrier que asesinó a una madre discapacitada y a su hijo.

La muerte de una mujer y su hijo a causa de las mordeduras ocasionadas por su perro, un Stanford Terrier (raza considerada de pelea) ha reabierto en Alemania el debate sobre si debe sacrificarse al animal o si éste debe seguir con vida.

Los movimientos animalistas han iniciado una campaña para proteger al can, llamado Chico. Una petición de firmas que ha superado todas las expectativas: más de 275.000 personas ya han apoyado la iniciativa, bajo el nombre Dejad vivir a Chico.

“¿Es una tragedia la muerte de dos personas en Hannover? ¡Sí! ¿Es el perro el culpable? ¡No! Porque el problema de los ataques de perros siempre hay que buscarlo en el otro extremo de la correa”, dice la petición.

Hasta ahora, se daba por hecho que la mascota iba a ser sacrificada. Tras conocerse la autopsia, que confirmaba que una mujer de 52 años discapacitada y su hijo de 27 años murieron desangrados “a causa de las mordeduras” de su perro, las autoridades germanas determinaron que debido a la gravedad del ataque el perro debía ser sacrificado.

La justicia está decidiendo si sacrifica o no al perro.

La justicia está decidiendo si sacrifica o no al perro. Bild

La mujer asesinada había adquirido al perro en 2012 como protección contra su marido, quien iba a salir de prisión después de cumplir condena por intentar asesinarla, ya que la atacó con un hacha y la dejó parcialmente paralítica. 

Sin embargo, y gracias al éxito de esta iniciativa de los animalistas, se realizó una investigación más profunda sobre el animal, que incluyó entrevistas con los vecinos de los asesinados por el can. Según el relato de estos vecinos, el perro pasaba prácticamente todo el día encerrado en una jaula y ladraba constantemente.

Asimismo, en 2011, una trabajadora social que se ocupaba del hijo escribió un informe advirtiendo que el perro había sido entrenado para pelear y que debía ser enviado a un hogar de animales para ser reeducado. Pero nadie escuchó entonces a la funcionaria.

Una imagen del perro asesino.

Una imagen del perro asesino.

Las autoridades han recapacitado –han reconocido “errores graves” con el perro- y ahora Chico será llevado a una instalación segura para canes con dificultades de comportamiento. “Estamos estudiando si la instalación puede garantizar que el perro deje de ser un peligro para el público”, confirmó un portavoz de Hannover, Udo Möller.

Por ahora, Chico convive en un hogar para animales corrientes. Ya se han registrado numerosas solicitudes de personas dispuestas a adoptarlo, e incluso ha habido dos intentos para secuestrar al perro asesino.