Nicola Sturgeon durante una comparecencia.

Nicola Sturgeon durante una comparecencia. Reuters

Europa

Sturgeon apoya el "derecho" de Cataluña al referéndum de independencia

La ministra principal de Escocia instó a ambas partes al "diálogo" a fin de llegar a una resolución del problema.

E.E.

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, respaldó este jueves el "derecho" de Cataluña a celebrar un referéndum de independencia, al tiempo que hizo un llamamiento al "diálogo" entre el Gobierno español y el catalán para resolver la situación.

En el transcurso de la sesión semanal de preguntas a la ministra principal en el Parlamento escocés, la líder nacionalista opinó que "la mayoría de las personas estarán de acuerdo en que la situación de Cataluña es preocupante".

Ante la consulta secesionista convocada por el Ejecutivo catalán para el 1 de octubre, suspendida por el Tribunal Constitucional, Sturgeon instó a ambas partes al "diálogo", a fin de llegar a una resolución del problema.

"Confío en que habrá diálogo entre los Gobiernos catalanes y el español para tratar de resolver la situación", afirmó la política independentista, que opinó que esto "sería preferible a ver a agentes de la policía requisando papeletas de voto y entrando en las redacciones de los periódicos".

La líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) consideró que pese a que "es, por supuesto, totalmente legítimo que España se oponga a la independencia de Cataluña", también es "preocupante en cualquier lugar que un Estado busque negar el derecho de las personas a que expresen democráticamente su voluntad".

"El derecho a la autodeterminación es un principio internacional importante y confío en que se respete en Cataluña y en otros lugares", subrayó.

Sturgeon recordó cómo en el caso escocés, el Reino Unido y esa región firmaron el llamado Acuerdo de Edimburgo -el pacto alcanzado en 2012 para permitir la celebración del plebiscito sobre la independencia escocesa en 2014- y dijo que este pacto podría servir de modelo para otros.

De ese acuerdo, remarcó que representa "un gran ejemplo de dos gobiernos con puntos de vista sobre la independencia diametralmente opuestos que acuerdan, sin embargo, un proceso que permitió a los ciudadanos decidir".