Los dos Donald, Tusk y Trump

Los dos Donald, Tusk y Trump Eric Vidal/Reuters

Europa Cumbre en Bruselas

La UE y Trump discrepan sobre comercio, cambio climático y Rusia

Trump se queja de que el brexit destruirá empleo en Estados Unidos.

Bruselas

Noticias relacionadas

La primera reunión cara a cara en Bruselas entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y los dirigentes de la Unión Europea ha comenzado en un ambiente distendido y con humor. "¿Sabes que en la UE tenemos dos presidentes?", le ha preguntado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, durante el saludo protocolario ante la prensa. "Lo sé", ha respondido Trump. "Hay uno que sobra", ha bromeado el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, señalando a Tusk.

Pero ni siquiera los chistes han servido para esconder las grandes diferencias que separan a Bruselas del nuevo inquilino de la Casa Blanca. Aunque la reunión ha durado apenas una hora y cuarto, los dirigentes de la UE y Trump han tenido tiempo de discrepar sobre comercio, cambio climático y Rusia, según ha desvelado Tusk. No ha habido rueda de prensa conjunta como suele ser habitual en este tipo de cumbres.

"Algunos temas siguen estando abiertos, como el clima y el comercio", ha dicho el presidente del Consejo Europeo en una breve declaración ante la prensa tras la reunión, sin aceptar preguntas. "Y no estoy seguro al 100% de que el presidente Trump y yo podamos decir que tenemos una opinión común sobre Rusia, aunque en lo que se refiere al conflicto con Ucrania, parece que estamos en la misma línea", ha agregado.

El presidente estadounidense sopesa retirarse del acuerdo de París para combatir el cambio climático, algo que sus aliados europeos le están pidiendo que no haga. En materia comercial, la nueva administración ha congelado las negociaciones del acuerdo de libre comercio con la UE (TTIP) y defiende políticas proteccionistas.

La acusación que más daño puede hacerle a Trump es la que se refiere a Rusia, ya que su equipo está siendo investigado por mantener contactos indebidos con el Gobierno de Vladimir Putin durante la campaña. La UE apuesta por mantener las sanciones y el aislamiento diplomático de Moscú hasta que cumpla los acuerdos de paz de Minsk y deje de intervenir en Ucrania.

Acuerdo en algunas cosas

Pese a estas diferencias, Tusk ha querido resaltar que la UE y EEUU están de acuerdo "en muchas áreas". "Sobre todo, en la lucha contra el terrorismo y no necesito explicar por qué", ha señalado el presidente del Consejo Europeo, en referencia al reciente atentado de Manchester. Durante la reunión, las dos partes han coincidido en "reforzar la lucha contra el Estado Islámico", según han explicado fuentes diplomáticas.

Otro tema de consenso es la política a seguir frente a la amenaza nuclear de Corea del Norte. Trump ha agradecido a la UE las duras sanciones que ya ha puesto en marcha contra el régimen de Pyongyang y ha apostado por reforzar todavía más la "buena cooperación" en esta cuestión.

Los dirigentes de la UE y EEUU han hablado también sobre el brexit, que en principio no estaba en la agenda. En el pasado, Trump ha celebrado la salida de Reino Unido de la UE e incluso preguntó a Tusk en su primera conversación telefónica si otros países iban a seguir su ejemplo. En Bruselas este jueves, la delegación norteamericana ha expresado "preocupación de que se pierdan empleos en EEUU por culpa del brexit", según las fuentes consultadas.

Salvaguardar el mundo libre

Incluso en materia comercial ha habido resquicios para el acuerdo. La UE y EEUU coinciden en la necesidad de trabajar juntos contra las prácticas comerciales injustas que llevan a cabo países terceros. Una referencia nada velada a China. Las dos partes pondrán en marcha un grupo de trabajo para acercar posturas "en las cuestiones comerciales bilaterales y multilaterales difíciles".

Pero Tusk ha insistido en que lo importante no son los intereses sino que Estados Unidos y la UE deben defender juntos los valores que sustentan el mundo libre. "Mi principal mensaje al presidente Trump ha sido que lo que da a nuestra cooperación y nuestra amistad un significado más profundo son los valores occidentales fundamentales, como la libertad, los derechos humanos y el respeto de la libertad humana", ha dicho el político polaco.

"La mayor tarea hoy es la consolidación del conjunto del mundo libre en torno a esos valores, y no sólo intereses. Valores y principios primero. Eso es lo que nosotros, Europa y América, deberíamos estar diciendo", concluye Tusk.