May y Tajani estrechan manos ante el número 10 de Downing Street.

May y Tajani estrechan manos ante el número 10 de Downing Street. Toby Melville Reuters

Europa

May quiere proteger los derechos de los inmigrantes de la UE, según el líder de la Eurocámara

Antonio Tajani se ha reunido en Londres con la líder británica para abordar las inminentes negociaciones de divorcio.

P.M.C.

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha señalado tras reunirse en Londres con Theresa May que la primera ministra británica muestra interés por proteger a los expatriados europeos en Reino Unido y los británicos asentados en el continente.

"Queremos fortalecer los derechos de los ciudadanos: los ciudadanos europeos que viven en Reino Unido y los ciudadanos de Reino Unido que viven en la UE", ha afirmado el líder de la Eurocámara en declaraciones recogidas por Efe. "Queremos trabajar juntos".

La líder británica se ha negado a actuar unilateralmente para blindar a los más de tres millones de ciudadanos comunitarios que viven en Reino Unido, ignorando las demandas de políticos y activistas.

May sostiene que sus socios europeos se negaron a forjar un acuerdo sobre este asunto previo a las negociaciones de divorcio y argumenta que una acción unilateral dejaría desangelados a los 1,2 millones de británicos que habitan en los Veintisiete.

Promete, sin embargo, que sacar de la incertidumbre a los expatriados será la prioridad en las conversaciones de divorcio, que podrán comenzar una vez la UE fije su estrategia negociadora en una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno la semana que viene.

La Comisión Europea apuntó el miércoles, con todo, que las "auténticas negociaciones" no se darán hasta pasadas las elecciones anticipadas en el Reino Unido, programadas para el 8 de junio, con las que May busca ganar margen de maniobra para pilotar el brexit.

A principios de mes, la Eurocámara, que debe votar el acuerdo final del brexit, definió sus condiciones para dar el visto bueno al pacto. El Parlamento Europeo exige a Reino Unido que respete a los expatriados y lo advierte de que no puede limitar el derecho a la libre circulación hasta que abandone la UE.

Por otro lado, la UE plantea la posibilidad de establecer un periodo transitorio pasados los dos años para que Reino Unido deje los Veintiocho que amortigüe su salida y durante el cual el Gobierno británico debe respetar los derechos y libertades europeos. May parece ahora abierta a esta posibilidad.

En Madrid, la coalición British in Europe, que representa a los expatriados británicos, en el continente se reunió el miércoles con altos representantes del Gobierno británico para abordar el mantenimiento de sus derechos tras el brexit, informó uno de los grupos que la componen en un comunicado.

Los expatriados británicos piden a su Gobierno que "la salida de la Unión Europea por parte del Reino Unido no tenga efectos retroactivos sobre las personas" y que los inmigrantes de uno y otro lado de la negociación preserven su estatus tras el divorcio.