La líder del Sinn Féin, Michelle O'Neill, busca imponerse frente a los unionistas en estos comicios anticipados.

La líder del Sinn Féin, Michelle O'Neill, busca imponerse frente a los unionistas en estos comicios anticipados. Reuters

Europa Elecciones autonómicas

Sinn Féin busca una amplia victoria en las elecciones anticipadas de Irlanda del Norte

La sombra del 'brexit' planea sobre los comicios anticipados provocados por el colapso de la coalición de gobierno entre el antiguo brazo político del IRA y el partido unionista.

A. M.

Alrededor de 1,2 millones de norirlandeses están llamados este jueves a las urnas por segunda vez en menos de un año. La dimisión a principios de enero de Martin McGuinness, líder del que fuera el brazo político del IRA, Sinn Féin, reventó la coalición con el Partido Democrático Unionista (DUP), forzando la dimisión de su socia de gobierno y líder de la formación, Arlene Foster. La salida del viceministro principal se produjo como protesta por el escándalo de corrupción sobre las políticas en energías renovables que afecta al DUP.

Con la salida de McGuinness y la negativa del partido a sustituirle, el Gobierno británico se vio obligado a disolver la Asamblea y convocar elecciones anticipadas en un contexto de elevada tensión entre unionistas y republicanos tanto por el escándalo de corrupción como por el apoyo de los primeros a la campaña a favor del brexit. Junto con Escocia, Irlanda del Norte se posicionó a favor de la permanencia en la Unión Europea en el referéndum del pasado junio (56%). 

Tras dejar el Gobierno, McGuinness anunció que abandonaba definitivamente la política por una grave enfermedad y el partido eligió para sustituirle a Michelle O'Neill, de 40 años, lo que se interpreta como el comienzo del proceso de renovación del Sinn Féin en el norte de Irlanda.

Según los últimos sondeos, los dos principales partidos, el mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP) y el Sinn Féin, antiguo brazo político del IRA, volverán a ser los más votados. El DUP defiende los 38 escaños que logró en las elecciones de mayo de 2011 y el Sinn Féin aspira a recortar distancias y aumentar su cuota de 28 parlamentarios.

En los últimos comicios, el DUP venció con el 30% de los votos, frente al 27% de Sinn Féin y muy por delante del Partido Unionista del Ulster (13%) y del Partido Socialdemócrata Laborista (14%). No obstante, en estos comicios el número de escaños en la Asamblea norirlandesa se ha reducido de 108 a 90, con cinco candidatos elegibles, en lugar de seis, en cada una de las 18 circunscripciones que forman el mapa electoral de la provincia británica. 

Los centros de votación de la provincia británica están abiertos desde las 07.00 GMT y cerrarán a las 22.00 horas, aunque el recuento no empezará hasta mañana viernes y no se esperan resultados definitios hasta el sábado.

Tensión con el Gobierno británico

Si, como todo indica, DUP y Sinn Féin se imponen frente a los demás partidos, deberán negociar la formación de un nuevo Gobierno, algo que plantea numerosos interrogantes debido a la tensión entre ambas formaciones desde hace meses.

Los Ejecutivos británico e irlandés han advertido de que si las dos formaciones mayoritarias no llegan a un pacto de gobernabilidad en un tiempo razonable, la autonomía norirlandesa podría ser suspendida y controlada directamente desde Londres.