Los ministros de Exteriores de Alemania y Reino Unido, durante la reunión de la UE

Los ministros de Exteriores de Alemania y Reino Unido, durante la reunión de la UE François Lenoir/Reuters

Europa Presidencia de EEUU

Preocupación en Bruselas por el desprecio de Trump a la UE y la OTAN

Boris Johnson celebra la promesa del presidente electo de un rápido acuerdo comercial con Londres tras el brexit.

Bruselas

Noticias relacionadas

La Unión Europea ya no esconde su inquietud ante la inminente toma de posesión del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. La mayoría de dirigentes comunitarios pensaba que Trump moderaría su retórica populista de campaña al llegar al poder. Por eso en Bruselas ha causado estupor su entrevista al Times y al Bild, en la que afirma que la OTAN está "obsoleta" y que la UE es un vehículo al servicio de Alemania y por ello otros países seguirán los pasos de Reino Unido y saldrán del club.

La entrevista de Trump ha secuestrado la agenda de la reunión de ministros de Exteriores de los 28 celebrada este lunes en Bruselas, y en la que en principio no estaba previsto hablar de Estados Unidos. El jefe de la diplomacia alemana, Frank-Walter Steinmeier, ha asegurado tras reunirse con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que las palabras del presidente electo provocan "preocupación".

"A medida que Donald Trump vaya conociendo la UE y la OTAN desde dentro y participando en sus trabajos, yo espero que cambie de opinión", ha dicho el ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis. A su juicio, Trump se equivoca al pronosticar que habrá otros Estados miembros que dejen la Unión tras el brexit. "Estoy convencido de que no va a ser así. De hecho se está observando un repunto del apoyo a la pertenencia a la UE en países que en el pasado han podido considerarse como algo euroescépticos", ha alegado.

¿Multilateralismo o nacionalismo?

Para el ministro de Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, la respuesta que la UE debe dar a la entrevista de Trump es reforzar su unidad interna. "La mejor forma de defender a Europa -y esa es también la invitación que nos hace el señor Trump- es seguir unidos, formar un bloque, no olvidar que la fuerza de los europeos es su unidad", sostiene Ayrault. Por lo demás, Francia considera que la gestión del orden internacional debe basarse en el "multilateralismo y no en el retorno al nacionalismo".

"Tenemos que hacer muchas cosas juntos y deberemos demostrarle (a Trump) la plusvalía que representa la UE y la plusvalía que representa también la OTAN", ha señalado el jefe de la diplomacia belga, Didier Reynders. Los europeos quieren que la inauguración este año de la nueva sede de la Alianza Atlántica en Bruselas, que todavía no tiene fecha, sea la primera oportunidad para invitar a Trump a visitar Europa.

El único ministro que ha encontrado elementos positivos en la entrevista de Trump ha sido el británico Boris Johnson, uno de los líderes de la campaña del brexit. Johnson celebra que el presidente electo esté dispuesto a firmar un pacto comercial con Reino Unido cuando salga de la UE. "Es una muy buena noticia que EEUU quiera hacer un buen acuerdo de libre comercio con nosotros y quiera hacerlo rápido", ha dicho Johnson en Bruselas.