Salah Abdeslam, terrorista de los atentados del 13-N de 2015 en París.

Salah Abdeslam, terrorista de los atentados del 13-N de 2015 en París. Efe/ Policía

Europa

El único terrorista de los atentados de París encarcelado: "No me avergüenzo de lo que soy"

El diario 'Libération' publica parte de una carta que Salah Abdeslam escribe a una desconocida que le escribió a prisión. 

Noticias relacionadas

Salah Abdeslam acostumbra a recibir en la cárcel correos de mujeres que le declaran su amor y quieren tener un hijo con él, abogados que se ofrecen a defenderlo o católicos que le interrogan sobre su fe, ha indicado "un buen conocedor" de las circunstancias en prisión del único terrorista de los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París al diario francés Libération. El periódico ha publicado este viernes parcialmente el contenido de una carta del terrorista destinada a una mujer que le escribió varias veces a la cárcel. La carta forma parte de la instrucción judicial. La entregaron los responsables de la prisión Fleury- Mérogis (al sur de París) donde está internado, que leen siempre todos los mensajes que envía al exterior. 

Abdeslam reconoce a la mujer que sus cartas le ofrecen la oportunidad de "pasar algo de tiempo con el exterior". Asegura: "no tengo miedo de hacer que salga algo de mí, puesto que no me avergüenzo de lo que soy y además, ¿qué se podría decir peor de lo que ya se ha dicho?".

--También puedes leer: "Estado Islámico contra el Corán: las pruebas de que no tiene nada que ver con el islam"--

Este coautor de los atentados de París escribe a la mujer que como ella parece sincera, él lo será también y le pregunta sus intenciones: "Es para asegurarme de que no me quieres como si yo fuera una estrella o un ídolo, porque recibo correos como esos y no me parecen bien, porque el único que merece ser adorado es Alá, Señor del universo".

Prosigue asegurando que su objetivo no es "elevarme sobre la tierra ni provocar un desorden". "Sólo quiero la reforma, soy musulmán, lo que quiere decir sumiso a Alá", asegura. "¿Tú eres sumisa? Si no, date prisa en arrepentirte y en someterte a él. No escuches a la gente, sino a las palabras de tu señor. Él te guiará", añade pretendiendo ser un ferviente creyente. En el contenido publicado por Libération no menciona a los 130 fallecidos y más de 350 heridos que dejaron él y sus cómplices en París el día de los atentados.