Una mujer musulmana en Yakarta haciendo fotos en un parque con adornos navideños.

Una mujer musulmana en Yakarta haciendo fotos en un parque con adornos navideños. Reuters

Asia NAVIDAD EN YAKARTA

Los islamistas amenazan con acabar con los gorros de Papá Noel en Indonesia

Un grupo radical anuncia acciones contra los negocios que obliguen a sus empleados a llevar atuendos navideños.

El grupo integrista suní Frente de Defensores Islámicos, que defiende una línea dura del islam, ha anunciado esta semana que realizaría “operaciones radicales” en Indonesia contra quienes “osaran u obligaran a otros a llevar” gorros de Papá Noel, porque “forzar a los musulmanes a utilizar atuendos navideños es una vulneración de sus derechos humanos”.

Cerca del 88% de los 235 millones de indonesios profesan el islam, lo que convierte a Indonesia en el país con mayor población de musulmanes en todo el mundo. Los fanáticos suníes advirtieron de que atacarían los comercios en caso de que los jefes obligasen a sus empleados a usar sombreros típicos de Papa Noel. ¿El motivo? Existe una fetua, un decreto, que prohíbe a los propietarios de los negocios obligar a sus trabajadores a usar ropa típica de estas fechas. 

Las fetuas, nacidas a partir de sentencias del Consejo Islámico de Indonesia, son opiniones jurídicamente vinculantes en muchos países, pero no en Yakarta. Sin embargo, sirven como directrices para los musulmanes y por eso muchos las tienen en cuenta.

“Haremos redadas en las empresas para que sean obedientes y no impongan a sus empleados ropa navideña”, aseguraba Novel Bakmukmin, líder de este grupo fundamentalista, según recoge el South China Morning Post.

A partir del mes de diciembre, Indonesia se llena de adornos navideños y las luces brillan en la mayoría de las calles. Tiendas, restaurantes y centros comerciales celebran la Navidad, incluso los musulmanes, que visten con sombreros de Santa Claus o disfraces de sus ayudantes y duendes. 

Tolerancia y respeto

Ante las amenazas de este grupo islamista, la policía ha hecho un llamamiento a la tolerancia y el respeto a las celebraciones de otros credos. “No podemos consentir acciones radicales contra otras religiones”, dijo el jefe de la Policía Nacional Tito Karnavian.

La Constitución garantiza la libertad de religión y establece que Indonesia es un estado oficialmente secular, pero lo cierto es que existe una fuerte tensión entre las diferentes fes que profesan los sus ciudadanos. Además del islam, Indonesia acoge otros credos minoritarios como el cristianismo, hinduismo o budismo y otras creencias tradicionales. Juntas no suman ni un 15% de la población.

Ataques a iglesias

El grupo también ha amenazado al ayuntamiento de Yakarta para que “deje de patrocinar las celebraciones de Año Nuevo”. Por ello, esta Nochevieja se espera un gran despliegue policial, con más de 90.000 agentes de servicio durante el 31 de diciembre y 1 de enero, para prevenir posibles ataques.

El Frente de Defensores Islámicos es conocido por otras acciones, como la que protagonizaron al irrumpir en varios bares y restaurantes que servían alcohol durante el mes del Ramadán.

En los últimos años, este grupo ha dirigido sus ataques contra la minoría cristiana. En el año 2000, por ejemplo, seguidores de estos radicales asesinaron a 20 personas en un ataque a las iglesias de Yakarta durante la víspera del día de Navidad.