Fotografía de archivo del 30 de julio de 2019 que muestra a Robert O'Brien en Estocolmo.

Fotografía de archivo del 30 de julio de 2019 que muestra a Robert O'Brien en Estocolmo. Efe

EEUU CASA BLANCA

Trump nombra al negociador de rehenes Robert O'Brien asesor de Seguridad Nacional

Sustituye a John Bolton, al que el presidente acusó de "pasarse de la raya" con Maduro y Kim Jong-un.

Noticias relacionadas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado el nombre de su nuevo asesor de Seguridad Nacional: se trata de Robert O'Brien, hasta hoy enviado especial para Asuntos de Rehenes en el Departamento de Estado.

O'Brien asumirá el cargo para sustituir a John Bolton, que fue despedido de forma fulminante el pasado 10 de septiembre por Trump después de meses de desacuerdos en temas clave de su política exterior.

"He trabajado mucho y duro con Robert. ¡Hará un gran trabajo!", ha dicho Trump en su cuenta en Twitter.

Cuarto en la era Trump

O'Brien se convertirá en el cuarto asesor de Seguridad Nacional a las órdenes de Trump, después de la salida de los generales del Ejército Michael Flynn y H.R. McMaster y de Bolton.

El puesto de asesor presidencial de Seguridad Nacional, que no requiere de la confirmación del Senado estadounidense, es uno de los más influyentes del Gobierno en términos de relaciones exteriores.

O'Brien será el encargado de varios cientos de especialistas del Pentágono, el Departamento de Estado y las agencias de inteligencia de Estados Unidos, con el objetivo de determinar qué acciones benefician más a los intereses del país.

En los últimos días, Trump había barajado el nombre de varios candidatos para sustituir a Bolton, como el general mayor Ricky Waddell o la subsecretaria de Energía para Seguridad Nuclear, Lisa Gordon-Hagerty.

Bolton

La relación entre Trump y Bolton llevaba deteriorándose al menos desde mayo, cuando el presidente dio señales de frustración por la falta de resultados a la hora de derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, después de que Estados Unidos iniciara en enero una campaña internacional para aupar al poder al opositor Juan Guaidó.

Poco antes de entrar en la Casa Blanca el año pasado, Bolton había abogado por declarar la guerra a Corea del Norte e Irán, y siempre contempló con un marcado escepticismo el proceso de distensión con Pionyang, que para Trump se convirtió rápidamente en un tema prioritario de su política exterior.

Tras chocar públicamente con Trump en cuanto a los ensayos armamentísticos norcoreanos en mayo, Bolton decidió viajar en junio a Mongolia en lugar de acompañar al mandatario a la frontera intercoreana, donde se reunió de nuevo con el líder norcoreano, Kim Jong-un.