EEUU

La actriz Huffman se declara culpable por la mayor estafa universitaria de EEUU

La actriz de 'Mujeres desesperadas' está investigada junto a más padres más por sobornos para la admisión de sus hijos en prestigiosas universidades estadounidenses.

Un total de 13 padres y madres, entre los que se encuentra la actriz de 'Mujeres desesperadas' Felicity Huffman, se declararon este lunes culpables de participar en una estafa para facilitar mediante sobornos la admisión de sus hijos en prestigiosas universidades estadounidenses.

La fiscalía de un tribunal en Boston (Massachusetts) acusa a la intérprete, junto a otras 50 personas entre las que se incluyen entrenadores deportivos, de organizar una trama para falsificar y trampear los exámenes de ingreso a varias universidades, en la que llegaron a pagarse 25 millones de dólares en sobornos.

Los fiscales consideran que esta es la mayor estafa de admisión universitaria descubierta en la historia de EEUU.

Huffman, quien figura entre los 13 tutores legales que decidieron declararse culpables, dijo este lunes en un comunicado que se encuentra avergonzada del dolor que ha causado a su "hija, su familia, amigos, colegas y a la comunidad educativa".

En concreto, Huffman admitió haber pagado 15.000 dólares a una organización benéfica falsa para blanquear el soborno con el que pretendió alterar el examen de admisión a la universidad de su hija.

"Quiero disculparme con los estudiantes que trabajan arduamente todos los días para ingresar en la universidad y con sus padres que hacen enormes sacrificios para apoyar a sus hijos y hacerlo con honestidad", afirmó la actriz, quien fue nominada en 2005 al Óscar a mejor actriz por su papel en "Transamerica".

La intérprete, que encarnó a Lynette Scavo en la serie de televisión 'Mujeres desesperadas', subrayó que su hija no sabía nada y consideró que su deseo de ayudarla no debería haberle llevado a infringir la ley.

Además de Huffman, otra actriz, Lori Loughlin también está entre los más de 30 padres y madres adinerados acusados de participar en la red de sobornos con la esperanza de que sus hijos ingresaran en universidades prestigiosas como Yale, Georgetown y la Universidad del Sur de California.

A diferencia de Huffman, Loughlin, conocida por su participación en la serie televisiva 'Padres Forzosos', no figura en la lista de acusados que han decidido declararse culpables.

El Departamento de Justicia de EEUU descubrió en marzo la red de sobornos millonarios que implica a medio centenar de personas, incluida una treintena de familiares, junto a responsables de las universidades, supervisores de exámenes y entrenadores. EFE