El presidente de EEUU, Donald Trump.

El presidente de EEUU, Donald Trump. Reuters

EEUU

El Supremo de EEUU respalda el veto migratorio de Trump

La medida afecta a Libia, Irán, Somalia, Siria y Yemen e impone restricciones a los ciudadanos de Venezuela y Corea del Norte. 

La justicia avala una gran parte de la política migratoria de Donald Trump. El Tribunal Supremo de EEUU ha respaldado este martes el veto migratorio promovido por el presidente estadounidense, pese a las alegaciones de que la polémica medida apuntaba especialmente a países con mayoría musulmana.

El alto tribunal falló, así, a favor de la tercera prohibición de viaje promulgada por el mandatario desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017, y que afecta a Libia, Irán, Somalia, Siria y Yemen e impone restricciones para los ciudadanos de Venezuela y Corea del Norte desde el pasado septiembre.

La sentencia, redactada por el juez John Roberts, fue respaldada por la mayoría conservadora del tribunal y salió adelante por cinco votos a favor y cuatro en contra. En ella, se considera que Trump ejerció "legalmente" su poder para "suspender la entrada" de extranjeros al país.

Las restricciones del veto migratorio, que está en vigor desde diciembre, incluyen la prohibición de vivir, trabajar, estudiar o hasta ir de vacaciones a Estados Unidos. La medida avalada por el Supremo este martes es el tercer intento de Trump de controlar la llegada de inmigrantes de países de mayoría musulmana. 

Trump reacciona en Twitter tras el respaldo del Supremo a su veto migratorio

Los dos primeros vetos migratorios de la administración Trump terminaron derogados por los tribunales tras las feroces críticas de la oposición y el caos que causó en los aeropuertos del país su aplicación. 

"Tremenda victoria" para Trump

Tras conocer el fallo del Supremo, el presidente Trump ha reaccionado con un lacónico "Wow" en su cuenta de Twitter.  La Casa Blanca considera la decisión una “tremenda victoria” y una “profunda reivindicación” después de “meses de comentarios histéricos de los medios y políticos demócratas que se niegan a hacer lo que hay que hacer para asegurar nuestra frontera y nuestro país.”

La decisión judicial supone una importante victoria para la presidencia de Trump, que tiene como uno de los principales leitmotiv la mano dura con la política migratoria. Este aval llega sólo días después de que el presidente de Estados Unidos retrocediera en su polémica política de separación de inmigrantes en la frontera. 

Esta medida, aplicada durante algo más de mes y medio, supuso toda una crisis de reputación para la presidencia de Trump. La lluvia de críticas por "falta de humanidad" le obligó a retroceder por medio de una orden ejecutiva que permitirá que las familias de migrantes permanezcan juntas en los centros de detención por un periodo de tiempo prolongado.