Imagen de la situación de los mercados de Wall Street.

Imagen de la situación de los mercados de Wall Street. Brendan Mcdermid Reuters

EEUU Bolsa

Wall Street remonta tras la caída de ayer y el Dow Jones sube un 2,33% al cierre

El principal indicador del mercado, se disparó 567,02 puntos hasta las 24.912,77 unidades.

Wall Street cerró este martes con ganancias y el Dow Jones subió un 2,33%, después de una volátil jornada que lo hizo oscilar en un rango de más de 1.100 puntos.

Tras concluir las operaciones, el Dow Jones, el principal indicador del mercado, se disparó 567,02 puntos hasta las 24.912,77 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 avanzó un 1,74% o 46,20 puntos, hasta 2.695,14 enteros.

Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan los principales grupos tecnológicos, subió un 2,13% o 148,36 puntos, hasta 7.115,88 enteros.

Fue una jornada volátil desde la apertura, con retrocesos de más del 1,50% para los tres indicadores. El Dow Jones se dejaba más de 500 puntos, todavía resentido de la sesión anterior, en la que sufrió su mayor caída de puntos de la historia en un día, de 1.175 enteros.

En media hora se había revertido la situación y los indicadores entraban en terreno positivo para después volver a retroceder y volver a alcanzar ganancias en el ecuador de la jornada.

Una hora antes del cierre, se incrementó el volumen de operaciones y Wall Street recuperó parte de lo perdido el día anterior.

Con la excepción del de empresas de servicios públicos, que caía un 0,55%, todos los sectores acabaron en terreno positivo, liderados por el tecnológico (2,75%), el de bienes cíclicos (2,04%) y el de materiales básicos (1,91%)

De entre los treinta valores que cotizan en el grupo del Dow Jones, destacaron los avances de DowDupont (5,97%), la cadena de bricolaje Home Depot (4,46%), la tecnológica Apple (4,18%) y la petrolera Chevron (4,08%).

En el otro lado de la tabla, las que más perdían eran la petrolera ExxonMobil (-1,76%) y Merck (-1,67%).

En otros mercados, el petróleo de Texas terminó con un descenso del 1,18%, hasta 63,39 dólares el barril, y al cierre de Wall Street el oro bajaba a 1.325,4 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda pública a diez años crecía al 2,805% y el dólar ganaba terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,2375 dólares.