Ivanka Trump no cobra como primera hija y asesora del presidente.

Ivanka Trump no cobra como primera hija y asesora del presidente. Carlos Barria Reuters

EEUU EEUU

Todas las mujeres de la Casa Blanca de Trump

Hope Hicks se une al reducido grupo de asesoras del presidente, cuyos sueldos son inferiores a los de sus compañeros. 

Edurne Pujol Leyre Herranz

No debería ser noticia que las mujeres ocupen puestos de responsabilidad en Gobiernos y administraciones públicas. En la Casa Blanca de 2017 sí lo es. El presidente Donald Trump, con un historial cargado de declaraciones y actitudes machistas, tiene la culpa.

Ha insultado a las mujeres, sólo por serlo, les ha faltado el respeto en casi todas sus intervenciiones. Donald Trump ha presumido de utilizar a las mujeres a su gusto, durante la carrera presidencial salió a la luz un vídeo en el que se jactaba de manosear a las mujeres que le costó la pérdida de apoyos en su propio partido y las críticas hacia su machismo constante. 

Una vez en el poder, la llegada de mujeres a puestos de responsabilidad ha venido con cuentagotas. El gabinete, con una mayoría de hombres blancos, ha acogido puestos femeninos que hacen las veces de portavoces y dedican parte del tiempo a defender sus salidas de tono.

Además cobran menos, la brecha salarial entre mujeres y hombres supera el 30%, faltan mujeres y las que hay, están mal pagadas. Estas son algunas de las mujeres que rodean a Trump.

Hope Hicks 

El baile de nombramientos ha sido la tónica de la presidencia Trump. Este martes los cambios han culminado con la llegada de Hope Hicks, la joven de 28 años que se ha convertido en la nueva directora de comunicación del presidente, puesto que ejercía como interina y que ahora asumirá de forma permanente. 

Hope Hicks la nueva directora de comunicación del presidente.

Hope Hicks la nueva directora de comunicación del presidente. REUTERS

Hicks ha sido una de las asesoras más importantes desde el inicio de la campaña electoral en 2016. Su carrera política empezó a la vez que la presidencial de Donald Trump cuando él le pidió que se incorporara en su equipo. Con poca experiencia en comunicación, la ex modelo se hizo cargo del perfil de Twitter -muy activo- durante la lucha por la Casa Blanca. XXX

Graduada por la Universidad Metodista del Sur de Dallas, ha estado siempre cerca de la familia Trump. Su relación comenzó cuando Ivanka Trump, la hija mayor del presidente, la contrató como relaciones públicas para su marca. Su currículum político no es muy amplio, pero desde que se incluyó en el entorno se convirtió en una de las personas más fieles al presidente, cumple con su voluntad y, respecto a la comunicación, no pretende cambiar el mensaje tan sólo suavizar las formas. 

Nikki Haley 

Fue la primera mujer gobernadora de Carolina del Sur, se posicionó contra Trump durante la campaña presidencial republicana y ahora, le representa como embajadora de Estados Unidos en la ONU. 

Nikki Haley embajadora de Estados Unidos en la ONU.

Nikki Haley embajadora de Estados Unidos en la ONU. REUTERS

La delegada del gobierno, sin experiencia internacional, se convirtió en la primera mujer en formar parte del equipo de Trump, integrado en su mayoría por hombres blancos, americanos y de mediana edad. 

Durante las elecciones internas republicanas, rumbo a la lucha presidencial, Haley apoyó a Marco Rubio y no a Trump, con quien, de hecho, intercambió críticas vía Twitter. Pero en noviembre de 2016, el equipo del presidente anunció el nuevo puesto de Haley como embajadora en la ONU. 

Tuvo que salir a dar la cara ante los medios cuando Ivanka Trump tomó el asiento de su padre en la reunión del G-20 y defender la decisión del presidente. 

Melania Trump

En 1999 le preguntaron -sin saber qué podría suceder- qué tipo de primera dama querría ser, la modelo eslovaca contestó: “Sería muy tradicional, como Betty Ford o Jackie Kennedy. Yo le apoyaría”. Lo ha cumplido. La situación, que en aquel momento parecía surrealista, se ha tornado realidad y Melania Trump ha cumplido con lo que dijo.

Melania Trump, mujer del presidente Donald Trump.

Melania Trump, mujer del presidente Donald Trump.

Le apoya y le acompaña. Cuando el polémico vídeo se publicó, ella pidió a los ciudadanos que lo perdonaran, igual que había hecho ella, y se centraran en los asuntos importantes del país. Melania ha tomado un papel muy distinto al de su predecesora, la actual primera dama se distingue por la poca implicación en el gobierno, postura que choca tras la experiencia con Michelle Obama.

La mujer del presidente tiene su propio equipo y ella sí cuenta con mujeres al mando, Lindsay Reynolds, es su jefa de personal, encargada de organizar su equipo. 

Ivanka Trump 

La hija mayor del presidente es uno de los apoyos más importantes para él, desde el principio estuvo muy implicada en la campaña presidencial. Su papel fue esencial a la hora de acercar el voto femenino y el voto joven. Tanta es la confianza que el dirigente tiene en ella que le nombró su asesora oficial, aunque sin sueldo.

La hija y apoyo de Trump, Ivannka Trump.

La hija y apoyo de Trump, Ivannka Trump. REUTERS

No obstante, ha hecho las veces de primera dama al acudir a actos oficiales y asistir a reuniones con altos mandatarios como Justin Trudeau, primer ministro canadiense, y Angela Merkel. Algo que no ha dejado en buena posición ante la opinión pública a Melania Trump. Siguiendo los pasos de su padre, Ivanka comenzó en el mundo empresarial creando su propia marca de ropa y joyería de lujo con la que ha hecho una fortuna.

Aunque ha querido dar una imagen de independencia respecto a su padre, le han llovido críticas por utilizar la carrera de su padre para publicitarse. No obstante, ella siempre se ha defendido: "Trabajo 13 horas diarias para conseguir mi dinero y he comprado mi casa pagando una hipoteca", explicó en 2007 en una entrevista con el London Express

Kellyanne Conway 

Fue la directora de campaña de Donald Trump en 2016. Le llevó a la Casa Blanca consiguiendo reconducir la actitud beligerante del presidente y moderar sus declaraciones. Por esa razón se hizo con el apodo de la "encantadora" o "susurradora" de Trump.

Kellyanne Conway, fue la directora de campaña de Donald Trump en 2016.

Kellyanne Conway, fue la directora de campaña de Donald Trump en 2016. REUTERS

Desde el ascenso de Trump al poder, Conway sigue trabajando como asesora del presidente. Y, desde entonces, ha protagonizado varias polémicas. Llamó "hechos alternativos" a unas declaraciones falsas realizadas por el entonces portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer. En otra ocasión la criticaron por su actitud durante una visita a la Casa Blanca, de rectores de institutos y universidades de mayoría negra al subir a un sofá calzada con tacones. 

Omarosa Manigault 

Ahora es la asistente de Donald Trump. Trabajó en la oficina del vicepresidente Al Gore durante el gobierno de Bill Clinton, pero su fama viene de los realities de televisión. Allí conoció al presidente, hace 14 años, en la primera temporada del concurso en el que el magnate inmobiliario echaba con un contundente “estás despedido” a los perdedores del espectáculo de telerrealidad The Apprentice.  

Omarosa Manigault.

Omarosa Manigault.

Desde entonces, abandonó el bando demócrata para apoyar la candidatura del magnate. Gran defensora de Trump, Manigault, fue una de las simpatizantes afroamericanas más prominentes durante la campaña y le ha defendido en todo momento. 

Sarah Huckabee

Con 34 años Sarah Huckabee es la portavoz de la Casa Blanca tras la dimisión de su predecesor, Sean Spicer. La conservadora e hija del exgobernador republicano de Arkansas ha defendido en varias ocasiones las salidas de tono de Trump.

Sarah Huckabee portavoz de la Casa Blanca.

Sarah Huckabee portavoz de la Casa Blanca. REUTERS

Un caso concreto ocurrió el pasado junio cuando el líder republicano llamó 'loca' en Twitter a la presentadora de televisión Mika Brzezinski, se burló de su aspecto al decir que la vio "sangrar profusamente por un estiramiento facial". La portavoz defendió al magnate justificando que en el programa de Brzezinski había habido "un indignante número de ataques personales" contra Trump.

Dina Powell

La egipcia-estadounidense Dina Powell ocupa el cargo de asesora adjunta de Seguridad Nacional en materia de Estrategia en la Casa Blanca de Trump.

Dina Powell.

Dina Powell.

Antigua ejecutiva de Goldman Sachs, ostentó diversos cargos en la Administración de George W. Bush. Era la única mujer en la habitación cuando Donald Trump decidió lanzar misiles contra el régimen de Bachar al Asad en Siria, según la Associated Press.