Steve Bannon durante la Conferencia de Acción Política Conservadora.

Steve Bannon durante la Conferencia de Acción Política Conservadora. Reuters

EEUU CAMBIOS EN LA ADMINISTRACIÓN

Trump despide al derechista Steve Bannon como su estratega jefe

Bannon es la última baja en la Casa Blanca de Trump, que ha cambiado desde su jefe de gabinete a su director de comunicaciones.

E.E./ Agencias

El estratega jefe de la Casa Blanca, Steve Bannon, una polémica figura vinculada a la extrema derecha y al populismo, ha dejado este viernes su cargo tras perder en las últimas semanas la confianza del presidente estadounidense, Donald Trump.

"El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y Steve Bannon han decidido mutuamente que hoy sería el último día de Steve. Estamos agradecidos por su servicio y le deseamos lo mejor", ha delcarado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un breve comunicado.

Trump comunicó a sus asesores esta mañana que había decidido despedir a Bannon, según el diario The New York Times. El entorno del ahora ex estratega jefe del ala oeste defiende, sin embargo, que la decisión de marcharse es suya, y una fuente de su círculo dijo al Times que el asesor ya presentó su dimisión al mandatario el pasado 7 de agosto.

Los rumores sobre una posible salida de Bannon circulaban desde hace días y cobraron fuerza este martes, cuando Trump evitó responder a la pregunta de un periodista sobre si mantenía la confianza en él. "Veremos lo que pasa con el señor Bannon", dijo Trump en una conferencia de prensa en Nueva York.

Una polémica figura

El mandatario aseguró que Bannon "es un buen hombre" y "no es un racista", y lamentó que "la prensa le trata muy injustamente". El exdirector de la página web de ultraderecha Breitbart News, cobró tal relevancia dentro de la Casa Blanca en los inicios del mandato de Trump que algunos bromeaban con que era él quien manejaba verdaderamente las riendas de la presidencia.

El estratega jefe se ha encargado de mantener a Trump comprometido con el discurso populista que le alzó al poder, y le animó, entre otras cosas, a emitir su polémico veto migratorio contra los refugiados y ciertos inmigrantes musulmanes, y a retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París sobre cambio climático.

De acuerdo con el Times, Bannon estaba enfrentado con el nuevo jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, quien advirtió de que no toleraría las maquinaciones en la sombra del estratega jefe.

Algunos en la Casa Blanca acusaban a Bannon de haber filtrado a la prensa información negativa sobre el asesor de seguridad nacional de Trump, H.R. McMaster; y además mantiene una larga rivalidad con el yerno y asesor del presidente Jared Kushner.

Rupert Murdoch, el fundador de la cadena conservadora Fox News, urgió a Trump a despedir a Bannon en una reciente cena en Nueva Jersey, y el mandatario no descartó la idea.

La violencia del pasado fin de semana en Charlottesville (Virginia), causada por grupos neonazis, dio más fuerza a quienes consideran que Bannon debería salir de la Casa Blanca, aunque éste se desmarcó de esos grupos en una entrevista al medio The American Prospect. En la entrevista, Bannon aseguró que sus enemigos dentro y fuera de la Casa Blanca se "meaban los pantalones" de miedo.

Cambios en la Casa Blanca

La salida de Bannon supone el último cambio en una Casa Blanca en aparente desorden. Después de que el anterior secretario de Prensa abandonara el cargo por desavenencias con el presidente, Trump nombró director de comunicación al inversor de Wall Street Anthony Scaramucci.

Scaramucci apenas duró diez días en el cargo, ya que Trump reemplazó a su jefe de gabinete, Reince Priebus, por el general John Kelly y éste decidió que el puesto de director de comunicación debía ser para otro.