Merkel ha valorado ante la prensa los resultados electorales en EEUU.

Merkel ha valorado ante la prensa los resultados electorales en EEUU. Reuters

EEUU ELECCIONES EEUU 2016

El mundo desconfía tras el "shock" de ver a Donald Trump presidente de Estados Unidos

Los líderes mundiales reciben con desconfianza la llegada de Trump a la Casa Blanca y muestran su esperanza en hallar "valores compartidos" para mantener un diálogo fluido.

Gabriel Morales

"Prometo que seré presidente para todos los estadounidenses". Donald Trump, tras alcanzar la Casa Blanca, se mostró conciliador, serio y hasta suave. Ha sido un tono muy diferente a la agresiva retórica que usó durante la campaña y que soliviantó a buena parte de los mandatarios internacionales que, presumiblemente, tendrán que despachar en algún momento con él. Nada de lo que preocuparse. "Nos llevaremos bien con todas las naciones dispuestas a llevarse bien con nosotros", aseguró el ya nuevo presidente de los Estados Unidos.

Estas buenas intenciones son compartidas con buena parte del resto de mandatarios, que no dudan en expresar el deseo de buscar espacios comunes para mantener un diálogo fluido. Pero en ello se denotan grandes dosis de desconfianza hacia un discurso que durante la campaña ha sido bastante incendiario

Merkel quiere hallar "valores compartidos"

La canciller alemana, Angela Merkel, fue la última de su Gobierno en hablar y según se desprende de sus palabras, a través de un comunicado, también la que tuvo un tono más conciliador. Merkel ofreció su "estrecha colaboración" al futuro presidente de EEUU sobre la "base de los valores compartidos de democracia, libertad y respeto al otro", y recordó que la relación transatlántica es un puntal en la política exterior de su país.

"Con ningún otro país fuera de la UE tenemos una relación tan profunda como con EEUU", apuntó la canciller, en una comparecencia ante los medios, donde felicitó al candidato republicano a la Casa Blanca y expresó su respeto por el resultado electoral en una "democracia consolidada", como la estadounidense. 

Después de una campaña "especial y marcada por una confrontación a veces difícil de soportar", en opinión de la canciller, no hay que olvidar que el resultado electoral tiene un impacto más allá de las fronteras de EEUU y recordó la responsabilidad internacional de ese país dada su fuerza económica y su potencial militar.

"No es lo deseado"

El resto de su gabinete, no obstante, no fue tan benévolo. Poco antes, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, había admitido que las relaciones con EEUU serán a partir de ahora "más difíciles", con un Trump como presidente cuyo comportamiento es aún "imprevisible". "El resultado de las elecciones no es el que muchos habríamos deseado", apuntó el jefe de la diplomacia alemana.

La ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, también denunció las "incógnitas" que hay por delante con Trump como presidente. Además, consideró los resultados de los comicios como una "enorme conmoción", al tiempo que explicó el triunfo del candidato republicano no como un voto en favor del magnate sino como un "voto contra el 'establishment'". 

Más gráfico incluso fue el titular de Justicia, Heiko Maas, quien a través de Twitter dijo que tras la victoria de Trump "el mundo no se va a acabar pero las cosas serán mucho más alocadas".

Anteriormente, otro representante de la CDU, Nörbert Röttgen, presidente de la comisión de Exteriores del Parlamento (Bundestag), había expresado ya desde la televisión pública su preocupación ante la que ya se percibía como imparable victoria de Trump y dijo que ésta supondrá un "shock" en las relaciones transatlánticas.

Hollande critica "ciertas posturas" de Trump

El presidente de Francia, François Hollande, ha considerado que la victoria de Trump  "abre un periodo de incertidumbre", ante el que subrayó que su país debe mostrarse "más fuerte que nunca". En su primera declaración tras esos comicios, señaló que hay que abordar "con lucidez" esta nueva etapa.

El presidente francés, durante su comparecencia ante los medios.

El presidente francés, durante su comparecencia ante los medios. Reuters

Hollande felicitó a Trump por su victoria, "como es natural entre dos jefes de Estado democráticos", y recordó que EEUU es un socio "de primera fila" de Francia, por lo que emprenderá cuanto antes las discusiones con el nuevo dirigente, con "vigilancia y franqueza".

"Están en juego la paz, la lucha contra el terrorismo, la situación en Oriente Medio, las relaciones económicas, y la preservación del planeta", indicó el presidente francés, que advirtió de que "ciertas posturas tomadas por Trump en la campaña deben confrontarse con los valores e intereses" que su país comparte con EEUU.

La primera ministra británica, Theresa May, también felicitó al republicano por su victoria  tras la "dura campaña" y aseguró que el Reino Unido y EEUU continuarán siendo "aliados fuertes y cercanos".

"El Reino Unido y EEUU mantienen una relación especial y duradera, basada en los valores de la libertad, la democracia y la iniciativa", apuntó la líder tory en un comunicado emitido por Downing Street, su residencia y despacho oficial, tras confirmarse la elección del candidato republicano. La "premier" agregó que ambos países "son, y seguirán siendo, fuertes y cercanos aliados en comercio, seguridad y defensa".

Bruselas: "No será fácil"

La victoria de Donald Trump pilló por sorpresa a los líderes europeos, que aunque durante la campaña han mantenido las formas apenas han ocultado su preferencia por la demócrata Hillary Clinton. La primera reacción oficial de los dirigentes de la UE la ha protagonizado el presidente de la Eurocámara, el socialista alemán Martin Schulz, que en una breve declaración ha felicitado a Trump pero ha admitido que su triunfo marca "un momento difícil en las relaciones entre la UE y EEUU".

Schulz cree que la colaboración transatlántica "no será fácil" con el futuro presidente republicano. "Durante la campaña electoral hemos escuchado elementos de proteccionismo y algunas declaraciones preocupantes sobre las mujeres y las minorías", ha resaltado. No obstante, el presidente de la Eurocámara cree que "el Trump presidente será diferente del Trump candidato" y que será posible establecer una "cooperación racional" ante los retos comunes. De hecho, los líderes europeos instan al nuevo presidente de EEUU a una cumbre en Europa lo antes posible

Entusiasmo entre los populistas de la UE

En contraposición a estas reacciones comedidas o directamente encontradas, también hay algunas notablemente entusiastas que también llegan desde el Viejo Continente. Entre ellas, las de la familia Le Pen, que a través de las cuentas en Twitter de Jean Marie y su hija Marine felicitaron al nuevo presidente "y al pueblo americano libre" que le ha colocado en el poder.

En un tono más jocoso se manifestó el líder provisional del eurófobo Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, quien bromeó sobre la posibilidad de que sea representante de Trump en Bruselas. "¿Me va a ofrecer un trabajo? Espero que lo haga. Él va a necesitar a un adecuado embajador euroescéptico en Bruselas para la Unión Europea. Yo preferiría ese trabajo", declaró el político británico en unas declaraciones a la radio de Londres LBC.

En la misma línea se manifestó el líder del ultra Partido por la Libertad holandés (PVV), Geert Wilders: "La gente de Estados Unidos está recuperando su país. Lo mismo haremos nosotros", ha escrito en su cuenta de Twitter .

El primer ministro húngaro, el conservador nacionalista Viktor Orbán, también celebró la llegada de Trump a la Casa Blanca: "Felicitaciones. ¡Qué buenas noticias! La democracia sigue viva", escribió Orbán en su página en la red social Facebook, poco después de que se confirmara la victoria de Trump. Durante la campaña electoral, Orbán fue el único jefe de Gobierno de la Unión Europea (UE) que había expresado su apoyo al candidato republicano.

Putin: "No será un camino fácil"

El presidente ruso, durante la recepción en Moscú desde donde valoró la elección de Trump.

El presidente ruso, durante la recepción en Moscú desde donde valoró la elección de Trump. Reuters

El líder ruso, Vladimir Putin, envió un telegrama para felicitar a Donald Trump por alcanzar la presidencia de Estados Unidos. "En su mensaje, Putin expresó su esperanza de poder trabajar conjuntamente para sacar las relaciones ruso-estadounidenses del estado de crisis, así como para resolver problemas de actualidad de la agenda internacional y buscar respuestas a los retos de la seguridad global", informó el Kremlin.

Pero poco después, y ya ante la prensa, admitía que no será fácil restablecer las degradadas relaciones con Washington: "Entendemos y somos conscientes de que no será un camino fácil dada la degradación en la que, lamentablemente, se encuentran las relaciones entre EEUU y Rusia", dijo Putin al recibir las cartas credenciales de varios embajadores en el Kremlin.

"Como ya he dicho en varias ocasiones, no es nuestra culpa que las relaciones ruso-estadounidenses se encuentren en tal estado. Pero Rusia está dispuesta y desea una restauración plena", señaló.

China contemporiza

China también ha reaccionado con prudencia a la noticia aunque durante las semanas previas, Trump amenazara a Beijing con desatar una guerra comercial contra el gigante asiático. El titular de Exteriores, Lu Kang, apeló a la "responsabilidad" mutua para mantener un "desarrollo estable y equilibrado que beneficie a los pueblos".

Ciudadanos siguen en Hong Kong las elecciones estadounidenses.

Ciudadanos siguen en Hong Kong las elecciones estadounidenses. Efe

Más esperanzados con esta nueva etapa se muestran en Corea del Sur. El ministro de Exteriores surcoreano, Yun Byung-se, afirmó que Trump "ha reconocido que el mayor problema al que se enfrenta el mundo es la amenaza nuclear, y los miembros de su equipo de seguridad nacional mantienen una postura favorable a aplicar una fuerte presión a Corea del Norte".

"Compartimos la misma opinión con respecto a la alianza entre Corea del Sur y Estados Unidos y el problema nuclear de Corea del Norte", expresó el canciller en una reunión con diputados de la Asamblea Nacional (Parlamento) cuando el recuento ya apuntaba a una victoria del republicano.

Rajoy: EEUU es un "socio indispensable"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha felicitado a Donald Trump por su victoria en las elecciones de Estados Unidos y le ha manifestado su interés por seguir trabajando para reforzar las relaciones con el país norteamericano, al que considera un "socio indispensable".

Rajoy ha hecho estas afirmaciones en su cuenta en la red social Twitter minutos después de conocerse el triunfo del candidato republicano en las elecciones presidenciales celebradas este martes. "Mi enhorabuena a Donald Trump por su victoria. Seguiremos trabajando para reforzar la relación que nos une a EEUU, socio indispensable", afirma el jefe del Ejecutivo en su mensaje.

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha atribuido la victoria de Trump a la personalidad del candidato y ha precisado que "en las luchas electorales se dicen muchas cosas que cuando se está gobernando no se dicen".