Captura de la pantalla del móvil de un ciudadano de Hawaii.

Captura de la pantalla del móvil de un ciudadano de Hawaii.

América ESTADOS UNIDOS

Pánico en Hawái por la falsa alarma en los móviles de que un "misil balístico" se acercaba a las islas

Un sistema de alertas a móviles ha lanzado un mensaje que ha provocado terror entre la ciudadanía. La congresista Tulsi Gabbard se ha apresurado a confirmar que se trata de una falsa alarma.

"Esto no es un simulacro. Busquen refugio inmediato". Así terminaba el mensaje que miles de personas han leído nada más despertarse esta mañana en Hawái, en torno a las siete de la tarde en España. "Amenaza de llegada de un misil balístico a Hawái". Una aplicación de alertas hizo saltar todas las alarmas y provocó que incluso Tulsi Gabbard, la congresista del estado número 50, saliera al paso de los rumores para confirmar que se trataba de una falsa alarma.

"La gente de Hawai acaba de probar la cruda realidad de lo que enfrentamos aquí ante un potencial ataque nuclear", dijo Gabbard en una entrevista posterior.

"Nos refugiamos inmediatamente. Yo estaba sentado en la bañera con mis hijos rezando. Ahora estoy extremadamente enfadado", dijo a la cadena CNN el congresista estatal Matt LoPresti, al relatar la experiencia.

El gobernador de Hawái, David Ige, ha lamentado el suceso y ha informado de que la falsa alarma se produjo durante un cambio de turnos y cuando un empleado accionó "el botón que no debía". "Lo que ha pasado hoy es totalmente inaceptable", sentenció Ige.

La alerta llegó incluso a la televisión, pues varios fueron los canales que decidieron interrumpir su audio para insertar un mensaje en el que se podía escuchar y leer perfectamente como el "Mando (militar) del Pacífico ha detectado un misil lanzado contra Hawái. Un misil puede explotar en tierra o en el mar en los próximos minutos. Esto no es un simulacro. Si está en casa, quédese en casa. Si está en el exterior busque refugio inmediato en un edificio". La oficina de emergencias de Hawái también se ha apresurado a confirmar que se trata de una falsa alarma.  

En un comunicado emitido por el Mando del Pacífico de la Marina estadounidense, el comandante David Benham ha señalado que no hay ninguna amenaza sobre el país ahora mismo: "No se ha detectado ninguna amenaza de un misil balístico sobre Hawái. El mensaje se mandó por error y el estado de Hawaii mandará una corrección lo antes posible".

La alerta ha provocado, al menos durante el tiempo que no fue desmentida, revivir el fantasma de Pearl Harbour, pues el ataque sorpresivo sobre el puerto militar de la flota norteamericana en 1941 hizo que Estados Unidos entrase en la Segunda Guerra Mundial. Además, el aviso se circunscribe dentro de las amenazas nucleares de Corea del Norte, pues fue la semana pasada cuando Kim Jong-un y su régimen totalitario confirmaron su capacidad balística para llegar hasta el país que preside Donald Trump.