Una de las participantes del concurso de Miss Perú.

Una de las participantes del concurso de Miss Perú.

América

"Mis medidas: 25% de niñas son abusadas": Miss Perú se rebela contra el machismo

Cada una de las participantes en el concurso fue relatando la situación que sufren las mujeres en este país: "Mis medidas son el 19% de niñas de 0 a 5 años son abusadas sexualmente por sus padres".

Perú ha abierto un intenso debate público sobre la violencia machista al calor del concurso de Miss Perú, en el que sus candidatas denunciaron la incidencia de esta lacra en el país, debate que corre en paralelo con los pedidos políticos para aplicar la pena de muerte a los violadores de niños.

El concurso de Miss Perú abre el debate sobre la violencia machista en el país.

La inusual presencia de estos dos asuntos en las primeras páginas de los diarios y en los debates de radio y televisión comenzó el pasado domingo, durante la gala de presentación del concurso de belleza, momento en el que las candidatas, en lugar de dar sus "medidas" físicas optaron por dar cifras que muestran la magnitud del problema de la violencia de género.

"Soy Diana Rengifo, de Ucayali, y más de 300 mujeres en mi departamento son agredidas física y psicológicamente", dijo una candidata al inicio de su presentación, a la que siguieron las otras concursantes con diferentes cifras sobre la violencia de género.

"Mis medidas son: más del 25% de niñas y adolescentes son abusadas en su centro educativo", agregó otra candidata, mientras que la siguiente señaló: ".

El presentador del concurso, Cristian Rivero, explicó que este año se enviaría un mensaje en contra de la violencia de género, mientras que durante el desfile en traje de baño la organizadora del certamen, Jessica Newton, aseguró que las mujeres son libres de actuar y vestir como deseen, sin que les falten el respeto, "etiquetarlas" y mucho menos "tocarlas".

Al desfilar las 13 finalistas, la cantante peruana Leslie Shaw interpretó la canción "Siempre más fuerte", que grabó para una campaña contra la violencia doméstica, mientras que en diferentes momentos se proyectaron portadas de periódicos que daban cuenta de estos casos.

Aunque la presentación generó en un primer momento sorpresa, luego se ganó elogios de los ciudadanos, con el transcurrir de las horas también se presentaron críticas, que cuestionaron que el tema haya sido tocado en un concurso que premia los atributos físicos de las mujeres.

Incluso en las redes sociales hubo páginas de colectivos femeninos y activistas que se preguntaron si se trató de una forma de mercantilizar la violencia contra la mujer.

Un concurso de belleza para empoderar a la mujer

Newton aseguró, sin embargo, que su intención es convertir al concurso "en una plataforma que empodere a la mujer y sobre todo que sirva de ayuda".

"Estoy en contra del acoso, el maltrato, violación y demás", manifestó al diario Perú21.

Esta discusión arreció en un contexto marcado por recientes denuncias de ataques a mujeres, varios de los cuales terminaron en asesinatos.

Y mientras políticos y especialistas pedían una política de Estado para afrontar este problema, la polémica se acrecentó con denuncias de violaciones a niños, que llevaron incluso a peticiones de la aplicación de la pena de muerte.

Legisladoras del partido fujimorista Fuerza Popular, que tiene la mayoría absoluta en el Congreso, anunciaron que presentarán un proyecto de ley para que la pena máxima se aplique a los violadores de niños de hasta 7 años que causen la muerte de la víctima.

Esa petición fue apoyada por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Enrique Mendoza, quien consideró que sí es efectiva para disuadir, aunque recordó que Perú ha suscrito tratados internacionales que le impiden aplicar la pena de muerte.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski tuvo que salir al paso de inmediato para decir que la Constitución peruana prohíbe la pena de muerte y considerar que los violadores "deben ir a un hospital psiquiátrico porque algunos son enfermos, y otros tendrán que ser severamente castigados".

Incluso en el interior de la bancada fujimorista se han presentado voces discordantes, que se oponen a la pena capital y opinan que se deben implementar condenas más severas y retirar todo beneficio penitenciario a los violadores, una opción que tiene más posibilidades de aplicarse en el corto plazo.