Tintori en una imagen de arcivo

Tintori en una imagen de arcivo Efe

América Crisis política en Venezuela

La familia de Leopoldo López denuncia que no sabe "nada" de su situación

Lilian Tintori subraya que los abogados no han podido contactar con el opositor desde que fuera arrestado de nuevo este martes. 

Lilian Tintori, esposa del político preso venezolano Leopoldo López, aseguró este jueves que los abogados de su marido no han podido entrar en la cárcel militar donde se encuentra recluido tras serle revocada la situación de arresto domiciliario.

"El régimen no permite que los abogados entren a ver a Leopoldo. No sabemos cómo está, nadie lo ha visto #DDHH", dijo Tintori en un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter, al tiempo que señaló que lleva 58 horas "sin saber nada" de su esposo.

"Desde que la dictadura se lo llevó, no sabemos nada de él", agregó. La detención de López ocurrió el martes en la madrugada al igual que la del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, quien también se encontraba en arresto domiciliario.

Un vídeo grabado por las cámaras de seguridad poco después de la medianoche del martes y difundido por Tintori mostró cómo agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) sacaron a López de su casa y lo metieron en un automóvil aparcado en la calle.

Fuentes cercanas a los dos opositores y sus partidos políticos denunciaron la arbitrariedad de las detenciones e informaron de que se les ha recluido de nuevo en la prisión de Ramo Verde.

La única explicación dada hasta ahora por las autoridades viene del Tribunal Supremo de Justicia, que indicó que se habían recibido informaciones sobre un supuesto plan de fuga.

López había pasado a la situación de arresto domiciliario el 8 de julio, después de pasar tres años y medio en Ramo Verde condenado a casi 14 años de cárcel por los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio.

Según la sentencia, esas acciones las habría cometido por haber pronunciado discursos que promovieron la violencia durante una marcha antigubernamental, convocada entre otros por él, en febrero de 2014.