López Gil cree que la protesta pacífica es la fórmula del cambio.

López Gil cree que la protesta pacífica es la fórmula del cambio. Moeh Atitar

América ENTREVISTA

El padre de Leopoldo López: “Sólo los ingenuos creen que Maduro celebrará elecciones”

“La liberación de los presos políticos no la va a lograr ni Zapatero ni el Papa” / “Maduro está llamando a la rebelión popular”. 

Noticias relacionadas

Este sábado se cumplen tres años del día en que el hijo de Leopoldo López Gil, el líder opositor venezolano Leopoldo López, ingresó en prisión. El joven López, dirigente del partido Voluntad Popular, se entregó a las autoridades cuando lo buscaban por su participación en unas manifestaciones masivas contra el presidente, Nicolás Maduro.

Tras año y medio en la cárcel militar de Ramo Verde, López hijo fue condenado en 2015 a casi 14 años de prisión, acusado de ser responsable de la violencia desatada en las protestas. Esta semana el Tribunal Supremo de Venezuela ha ratificado la sentencia y la defensa del preso ha anunciado que acudirá a organismos internacionales.

A lo largo de estos tres años figuras como el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, o el nuevo mandatario estadounidense, Donald Trump, han pedido su liberación. Este jueves los expresidentes Felipe González y José María Aznar llamaron juntos a la puesta en libertad del opositor.

La familia López ha denunciado a lo largo del mundo lo que considera como una “condena injusta”. Y así lo hace el padre del opositor, a quien hace algo más de un año el Ejecutivo concedió la nacionalidad española como “medida de protección” por estar solicitado por las autoridades en su tierra natal. EL ESPAÑOL se ha sentado con Leopoldo López padre para hablar de su hijo y el futuro de Venezuela.

¿Cómo se siente ahora que su hijo cumple tres años de encarcelamiento?

Hay sentimientos encontrados. Por un lado, un sentimiento enorme de frustración y tristeza por la ausencia de la presencia física de Leopoldo, el no poder darle un abrazo, el no poder conversar con él como nosotros en este momento. Pero por otro lado, un sentimiento de orgullo que se acrecienta día a día por lo que ha significado su sacrificio.

Gracias a que él le tiró de la máscara, desnudó al régimen y su maldad. Y ese hecho, para mí, me llena de orgullo y me permite llevar esto con una cierta… buscar la palabra es difícil… llevarlo con entereza.

La liberación de los presos políticos no la va a lograr ni Zapatero ni el Papa

¿Qué noticias le llegan de su hijo? ¿Cómo se encuentra él en estos momentos?

Está muy bien moralmente, muy fuerte. Ha tenido algunos problemas menores de salud, sobre todo en la vista -le impiden tener una buena iluminación para sus lecturas. Pero su moral está absolutamente íntegra. Es más, una de las frases que me dijo su madre hace poco cuando venía de la visita [fue] que era impresionante que ella llegaba triste pero cuando estaba reunida con él, él le transmitía optimismo, alegría y le inyectaba una energía muy especial con una sonrisa permanente.

[A] ella, lo que más le impresionaba era la falta de rencor y odio, que siempre habla de rescatar la justicia, la libertad, la democracia para todos los venezolanos. No es la libertad para él, es la libertad para Venezuela. Y repite una y otra vez que el último en salir va a ser él, porque él quiere ver a todos libres antes de salir de la prisión.

Refiriéndose a la orden de captura que el Gobierno emitió contra él en 2014 tras las manifestaciones de Caracas, su hijo afirmó recientemente a través de Twitter que se volvería a entregar a las autoridades. Conociendo ya lo que se sufre, ¿usted lo apoyaría?

No solamente lo volvería a apoyar, yo lo acompañaría y me montaría en el camión junto con él y ambos hablaríamos. Y también el régimen -vamos, estoy seguro- repetiría el mismo proceso injusto y lo llevaría a la cárcel injustamente.

[Pero el Gobierno] tiene que haberse dado cuenta de que, lejos de haber aminorado el liderazgo de Leopoldo, lo que hizo fue fortalecer el empeño en conseguir la justicia y la libertad de los venezolanos.

Leopoldo dijo una frase que creo que hay que recordar y decía así: “Si mi prisión sirve para despertar el ánimo de libertad de nuestro pueblo, valdrá la pena el sacrificio”. Yo creo que se logró con creces ese objetivo. Se logró también un reconocimiento, un orgullo de participar en la lucha por la libertad en Venezuela.

López Gil piensa que el diálogo con el Gobierno fue un error.

López Gil piensa que el diálogo con el Gobierno fue un error. Moeh Atitar

¿Cree que su hijo tendrá que cumplir los cerca de 14 años de cárcel que se le impusieron?

Él seguro que no va a cumplir los 14 años, porque el pueblo de Venezuela no va a permitir que durante 14 años se le veje, se le torture, como lo está haciendo el régimen hoy en día.

Venezuela está en una situación miserable a pesar de no tener la situación de una guerra. Nosotros hoy no tenemos ni las posibilidades de una buena alimentación para el pueblo ni de un buen servicio de salud, porque no hay medicinas. Tenemos un éxodo de venezolanos que hoy llega a ser más del 10% de la población*. Tenemos una criminalidad que mata a uno de cada 1.000 habitantes**.

Tanto sufrimiento es imposible que perdure durante tanto tiempo. Yo creo que el régimen terminará pronto gracias a la presión no solamente internacional, sino también a la presión nacional, y que una vez acabado el régimen saldrá Leopoldo en libertad, como saldrán también los otros presos de conciencia.

El año pasado se frenó el referendo revocatorio contra Nicolás Maduro y no se celebraron elecciones regionales. ¿Usted confía en que habrá comicios regionales este año y presidenciales el que viene?

No solamente no se celebró el referéndum revocatorio gracias a un engaño que tomó características internacionales, como fue la convocatoria de un diálogo engañoso, sino que se pospuso algo que está en la Constitución, que es la convocatoria de elecciones regionales para gobernadores y alcaldes, sin motivo alguno. Solamente los ingenuos o los inocentes pueden creer que Maduro celebrará alguna elección, ni siquiera regional, mucho menos presidencial, en el futuro.

Ni Maduro ni los que le rodean van a permitir que la democracia se vuelva a instaurar en Venezuela. Ellos son una dictadura y, como buenos dictadores, se mantendrán en el poder mientras puedan. No salen por los votos, salen por la voluntad popular expresada o por las bayonetas o por las calles, pero no salen por votos.

Maduro está llamando a la rebelión popular

Precisamente quería preguntarle acerca del diálogo entre Gobierno y oposición. Su nuera, Lilian Tintori, alertó en su última visita a Madrid de que el proceso podía dividir a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Finalmente, la oposición decidió abandonar la mesa de diálogo el mes pasado. ¿Fue participar en esta negociación una buena decisión por parte de la oposición?

Yo hablo como ciudadano, no como miembro de ningún partido. Creo que fue muy exitoso para el Gobierno de Maduro, no me refiero para el pueblo de Venezuela. No me refiero para los demócratas de Venezuela; no me refiero para los presos políticos; los sacerdotes y la Iglesia católica; las personas que tienen que lamentar la pérdida de un miembro de su familia porque les asesinaron a alguien; ni a aquellos que han sufrido un secuestro; las personas que están buscando medicinas; a quienes no consiguen trabajo. No me refiero a aquellos que sienten hoy la indignidad de ser manejados por un Gobierno que no representa absolutamente a nadie, que ni siquiera le permite a la Asamblea Nacional ser respetada como tal.

Pero sí me refiero a los señores que convocaron a ese diálogo. Al señor Maduro. A todo su Gobierno. Al señor Zapatero, que tanto esfuerzo hizo para que se hiciera ese diálogo engañoso a cambio de promesas que no pudo y no puede cumplir, porque la liberación de los presos no la va a lograr ni Zapatero ni el Papa.

Expresidentes españoles han mostrado a López Gil su apoyo.

Expresidentes españoles han mostrado a López Gil su apoyo. Moeh Atitar

¿Cómo valora usted la mediación del expresidente Zapatero?

Bueno, mediación no existe, porque mediar quiere decir que hay dos posiciones y que está tratando de lograr un acuerdo entre esas dos posiciones. Si se interpreta la palabra mediación simplemente [como] lograr convencer a una de las partes de que el otro es el que tiene razón, entonces sí tiene sentido esa mediación.

Entonces, ¿usted piensa que el expresidente intenta convencer a la oposición de las posturas del chavismo?

Claro que sí. La posición de él es dejar todo como está, no celebrar el referéndum revocatorio, no liberar a los presos políticos, no respetar a la Asamblea, no hacer ninguna de las cosas que ha pedido claramente el secretario ejecutivo de la Organización de Estados Americanos (OEA), el señor [Luis] Almagro, por medio de una carta [Almagro escribió a Maduro una carta en la que le exigía, entre otras cosas, que permitiera celebrar un referéndum sobre su presidencia]. Eso sí es una mediación posible, no la de Zapatero, que lo que quiere es “aguanten como están hasta que lleguemos al 18 y en el 18 celebremos las elecciones presidenciales”. Eso no es mediar, eso es ganarle tiempo al Gobierno de Maduro.

El expresidente Zapatero visitó a su hijo en la prisión de Ramo Verde. ¿Le comunicó algo de la conversación que tuvieron allí?

La visita fue sorpresiva. Leopoldo no sabía que iba a tener visita alguna, puesto que se le ha mantenido aislado. De hecho, anteriormente habían solicitado verlo presidentes como el expresidente de Colombia Andrés Pastrana, el expresidente [Sebastián] Piñera de Chile, el expresidente de Bolivia 'Tuto' Quiroga, el propio expresidente Felipe González. A ninguno de ellos se les permitió la visita.

Zapatero apareció allí de golpe y porrazo un domingo cuando afortunadamente estaba de visita mi hija menor, quien sirvió de testigo de lo que ocurrió en esa conversación -conversación que duró algo más de una hora y tenemos prácticamente una transcripción. Apareció, por cierto, con una de las personas más fuertes de este régimen, el señor Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador de Caracas.

Pareciera que la nueva Administración de EEUU está dando pasos más sinceros en cuanto a poner en el tema de las drogas en Venezuela

La conversación giró alrededor del diálogo, tratar de convencer a Leopoldo que se sentara en el diálogo, que permitiera a su partido sentarse en el diálogo, que aceptara el diálogo como una forma de negociación y que también aceptara la negación del referéndum revocatorio o postergar toda voluntad de cambio hasta el año 18.

¿Y se le ofreció a Leopoldo la libertad a cambio de aceptar estas condiciones?

No. Le ofreció probablemente mayores comodidades. Bueno, que iba a negociar, no es que se lo ofreció. El expresidente Zapatero le pidió que tuviera tanta confianza en él como para que le tendiera un cheque en blanco, a lo cual Leopoldo le respondió que no tenía por qué tenerle confianza, quien tendría que tenerle confianza era Venezuela. Por supuesto, le dijo que no le tendía un cheque en blanco a nadie.

¿Y cuál debe ser la estrategia de la oposición ahora?

Yo creo que las demostraciones del Gobierno son tan claras que lo único que falta es que lo pasen como un mandato publicado en la gaceta oficial. Están llamando a la rebelión popular, a la calle, a la resistencia por vía pacífica y civil. Si los venezolanos no escuchamos esta llamada, pues creo que nos tenemos que mandar a examinar nuestros oídos y nuestras mentes, porque o estamos sordos, o estamos idiotas.

La nueva Administración de Estados Unidos impuso esta semana sanciones contra el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, por supuesto narcotráfico. ¿Qué le parece esta acción y qué espera del Gobierno de Donald Trump con respecto a Venezuela?

Lo veo con tristeza porque las declaraciones dicen que esta sanción estaba prevista desde hace más de un año, que lamentablemente fue el Departamento de Estado que de alguna forma impedía que estas sanciones no se llevaran a cabo cuando estaba el mandato del señor Obama, lo cual nos deja bien claro que durante la Administración del señor Obama no hubo ninguna intención de sancionar a los venezolanos que cometían crímenes contra la humanidad -porque para mí el narcotráfico no es un crimen local, es un crimen contra la humanidad.

Pareciera que [en la nueva Administración] están dando pasos más sinceros en cuanto a poner orden al menos en este tema de las drogas, no sé si en otros temas. Pero ya vemos que en Venezuela lo han tomado con seriedad.

López Gil duda de que se celebren elecciones regionales y presidenciales.

López Gil duda de que se celebren elecciones regionales y presidenciales. Moeh Atitar

* En septiembre, el profesor de la Universidad Simón Bolívar Iván de la Vega, especializado en migraciones, informó de que casi dos millones de venezolanos habían emigrado. Según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística de Venezuela en base al censo de 2011, la población del país el año pasado era de 31 millones.

** En 2016, el índice de homicidios en Venezuela fue de 91,8 por cada 100.000 habitantes, o de 0,92 homicidios por cada 1.000 habitantes, según la ONG Observatorio Venezolano de Violencia.