Un operario recuerda las medidas de seguridad en una estación de metro de Taipei.

Un operario recuerda las medidas de seguridad en una estación de metro de Taipei. Efe

Mundo CORONAVIRUS

Taiwán carga contra la OMS por ignorar sus alarmas sobre el coronavirus en diciembre

Es el enésimo desencuentro entre Taiwán y la institución, acusada de favorecer a China. Ese, además, es el motivo que esgrime Trump para retirarle la subvención anual.

16 abril, 2020 02:40

¿Beneficia la Organización Mundial de la Salud (OMS) a China? Mientras no se concluyan las investigaciones acerca del verdadero origen del Covid-19, la institución atraviesa uno de sus momentos más delicados, en buena parte por lo que implica esa cuestión. Y no solo por los problemas prácticos y reales derivados de la pandemia, sino por una crisis añadida que ataca directamente a su propia credibilidad ante las naciones, algunas de las cuales acusan sin ambages a la OMS de tomar partido por Pekín en esta situación.

El último capítulo en esta escalada de acontecimientos y acusaciones cruzadas tiene que ver con los ataques que llegan desde Taiwán. Según su autoridad sanitaria, el Centro de Control de Enfermedades (CDC), habrían advertido a la OMS cuando aún no se tenía identificado el virus.

En aquella comunicación, sacada a la luz en este momento, se preguntaba a la máxima organización sanitaria mundial acerca del "rumor" -en aquellos momentos- acerca de una enfermedad nacida en Wuhan y por la cual, en ese momento, ya había algunas personas aisladas.

"En base a la experiencia adquirida con la epidemia de SARS en 2003", reza la nota hecha pública, Taiwán quería "asegurarse de que todas las partes pertinentes se mantuvieran alerta, sobre todo porque todo esto se producía justo antes de las festividades por el nuevo año lunar", una época con muchos desplazamientos en el país que potencialmente podían elevar la gravedad del brote.

Una "neumonía atípica"

El punto en el que Taiwán tampoco podía dar nada por seguro, pero sí advertir, era el hecho de que no se sabía si esta "neumonía atípica" podía transmitirse  de persona a persona. Aunque el comunicado del CDC afirma que "sospechaba que así era", para lo que envió a la zona a sus propios expertos, que pudieron confirmar estos términos.

Sin embargo, ni los requerimientos a la OMS ni al propio gobierno chino tuvieron más respuesta que una nota de prensa por parte de Pekín. Y es más: la Organización Mundial de la Salud habría negado haber recibido aquella comunicación inicial, motivo que ha enfadado a Taipei y que ha motivado esta reacción en este momento que su ministerio de Exteriores aireó vía redes sociales.

Pero los roces entre el gobierno de Taiwán y la OMS ya vienen de largo. En las últimas semanas, incluso han existido acusaciones de racismo a tres bandas entre el Director General de la institución, el eritreo Tedros Adhanom Ghebreyesus, Taipei y Beijing.  Adhanom habló de haber recibido "amenazas de muerte y calumnias racistas", algunas de las cuales, según sus palabras, procedían de Taiwán. Y desde Taiwán, a su vez, se apuntaba a China como el origen de estos comentarios como una forma de desacreditarlos que Beijing ha rechazado con absoluta rotundidad.

Disculpas que nadie reconoce

Según China, estos dardos hacia el máximo representante de la OMS responden a ataques "venenosos" procedentes de Taiwán, como represalia por su exclusión de la organización: "Las autoridades del DPP [partido en el poder en Taiwán] están usando el virus sin escrúpulos para buscar la independencia, atacando venenosamente a la OMS y sus responsables conspirando en internet para difundir gratuitamente comentarios racistas", aseguran.

Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán.

Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán. Efe

El enredo alcanza tal punto que incluso existen tuits que se disculpaban con Adhanom de personas que decían ser taiwaneses, algo que han rechazado a su vez en Taipei: "Afirmar falsamente ser taiwanés y admitir abiertamente los ataques racistas contra el director general de la OMS, Tedros, y pedir perdón, perjudica seriamente la reputación internacional de nuestro país", añadió en un comunicado el gobierno de la isla.

Detrás de este conflicto con la OMS está el enfrentamiento territorial entre Taiwán y China. Mientras que Beijing sigue considerando la isla como parte de su territorio, el gobierno de Taipei se autoreafirma como país independiente, pese a los reveses diplomáticos que acumulan. Entre ellos, el de la propia institución sanitaria.

Trump: la OMS es "chinocéntrica"

Y en esta batalla, también Estados Unidos tiene algo que decir. No tanto en las relaciones China-Taiwán pero sí respecto a la pregunta con la que iniciábamos este texto. ¿Beneficia la Organización Mundial de la Salud (OMS) a China? A juicio del presidente Trump, la respuesta es sí: la acusa abiertamente de "chinocéntrica" y le censura que haya colaborado directamente a la propagación de la pandemia por no reaccionar a tiempo.

El resultado de esta nueva ocurrencia de la Casa Blanca es que se han congelado los fondos que EEUU aporta a la organización. Se trata de un escollo importante dado que es el país que más pone sobre la mesa: entre 400 y 500 millones de dólares al año. Un dinero que, dadas las circunstancias, hace que Trump tenga serias dudas" sobre si se "ha dado el mejor uso posible a la generosidad de Estados Unidos".

Donald Trump, durante una rueda de prensa.

Donald Trump, durante una rueda de prensa. Reuters

Y mientras la mayor parte de las reacciones a esta decisión de Washington han lamentado esto porque "afectará a países de todo el mundo, incluso Estados Unidos y especialmente a aquellos con capacidades (sanitarias) más débiles", desde Beijing se defiende a ultranza a la OMS, de la que afirman que su respuesta en esta crisis es "iremplazable y ha sido reconocida y muy elogiada por la comunidad internacional". Excepto, claro está, Taiwán.

Información sobre el coronavirus: