Jeremy Corbyn, tras el desastre laborista.

Jeremy Corbyn, tras el desastre laborista. Reuters

Mundo

El desastre de Corbyn activa el 'juego de tronos' en el Partido Laborista

Jeremy Corbin es el principal señalado por la debacle del partido, que ha sufrido su peor derrota desde 1935. No dimite de forma inmediata pero ya ha anunciado que no seguirá.

Los laboristas están rotos después de que Boris Johnson haya conseguido la mayoría absoluta. Ya han surgido algunas divisiones en el seno del partido buscando responder a la pregunta clave de este fracaso: ¿quién es el responsable del batacazo en las elecciones generales?

Con los primeros sondeos que auguraba esta dura derrota, el partido laborista ya iniciaba el debate sobre la continuidad de Jeremy Corbyn. Los resultados oficiales han venido a confirmar que es el candidato que ha conseguido el peor resultado de la formación desde 1935: 203 asientos.

El propio Corbyn ha anunciado ya que dejará el liderazgo del Partido Laborista pero ha pedido un periodo de reflexión en el que sus oponentes puedan presentar sus proyectos.

Uno de los primeros en hablar directamente contra Corbyn ha sido Nathan Yeowell, presidente del grupo de campaña laborista Progress: "Espero que dimita el viernes. El partido necesita ahora empezar su reconstrucción. Esto ha sido una catástrofe", ha informado The Guardian

Entre los que responsabilizan a Corbyn de la derrota, algunas voces creen que sería más oportuno esperar a 2020 para tomar una decisión, la opción que ya ha anunciado Corbyn. 

Los aliados del candidato progresista insisten en que el momento histórico y el contexto ha influido en el resultado, dando la campaña por perdida desde el primer momento por culpa "de la fiesta del Brexit"

En ese sentido, la estrategia de John MacDonnell, la sombra de Corbyn a lo largo de la campaña electoral, también ha sido criticada. Desde el partido afirman que ha sido "decepcionante" y consideran que ha sido difícil hacerla llegar a los votantes.

Entrevistado por la BBC, MacDonnell ha señalado que "el Brexit ha dominado la votación. Pensábamos que habría un debate más amplio pero no fue así". 

Para McDonnell, han fracasado al no trasladar a la gente la necesidad de proteger, por ejemplo, "el servicio público de salud".

"No habrá referéndum"

La victoria de Johnson y la debacle progresista pone en jaque a los defensores del remain. La activista "antibrexit" Gina Miller admitió que se desvanece la posibilidad de que se celebre un segundo referéndum sobre la salida de la Unión Europea (UE).

"No creo que haya otra votación" con una arrolladora victoria de Johnson, declaró Miller al canal ITV.

El primer ministro planea ratificar el acuerdo sobre el "brexit" al que ha llegado con Bruselas en las próximas semanas y materializar la ruptura con la Unión el próximo 31 de enero.

El pacto "será aprobado en el Parlamento y ratificado como un tratado internacional, y estaremos fuera" de la UE, indicó Miller.

La empresaria británica ha cobrado relevancia en los últimos años en el proceso del "brexit" al haber llevado al Gobierno ante los tribunales en diversas ocasiones.

En 2017, sus acciones forzaron al Ejecutivo a tener en cuenta al Parlamento antes de iniciar formalmente la ruptura con la UE, y este año inició el proceso para que los tribunales impidieran a Johnson clausurar la Cámara de los Comunes durante semanas.