El primer ministro de Malta, Joseph Muscat,

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, Reuters

Mundo Malta

El primer ministro de Malta sopesa dimitir por sus nexos con el asesinato de Daphne Caruana

Su mano derecha y varios ministros ya han dimitido al verse salpicados por las pesquisas del asesinato de la periodista de investigación.

Noticias relacionadas

Malta está pendiente este viernes de si el primer ministro Joseph Muscat anuncia su dimisión, después de que dos de sus ministros y su jefe de gabinete se hayan visto salpicados por el caso del asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia en 2017.

Muscat, del Partido Laborista, ha mantenido un encuentro esta mañana con el presidente del país insular europero, George Vella, en el que le avanzó su intención de renunciar al cargo y ahora se espera su comparecencia televisiva, según informan medios locales.

El primer ministro mantuvo la pasada noche una reunión de 7 horas con sus ministros y, al término de la misma, dijo que se mantendría en el poder hasta que concluyera la investigación.

Terremoto político



Malta vive un terremoto político por los últimos avances en la investigación del crimen de la periodista, que investigaba vínculos corruptos entre empresarios y políticos malteses y que murió a los 53 años de edad por la explosión de una bomba colocada en su coche.

La semana pasada se arrestó al empresario Yorgen Fenech cuando trataba de huir en su yate, acusado de ser el instigador del crimen, días después de que se detuviera a un supuesto intermediario, Melvin Theuma, y se le ofreciera un indulto a cambio de información.

Fenech ha involucrado en este caso al jefe de gabinete e íntimo amigo del primer ministro, Keith Schembri, que fue arrestado e interrogado días atrás y liberado la pasada noche.

Y dos ministros han dimitido por sus supuestos vínculos financieros con el magnate Fenech: el de Turismo, Konrad Mizzi, y el de Economía, Chris Cardona.

Manifestaciones

La presión contra el Gobierno se ha sentido en las calles de la capital, La Valeta, con continuas manifestaciones de protesta frente al Parlamento para exigir la salida de Muscat y la verdad sobre un crimen que conmocionó a la sociedad maltesa.

Los hijos de Caruana Galizia, Andrew, Matthew y Paul, siempre han acusado al Gobierno de enturbiar las investigaciones y han animado a las protestas para hacer justicia en el caso de su madre.

Los medios locales siguen arrojando nuevas informaciones sobre el crimen, como que Fenech que pagó 150.000 euros a tres hombres para que asesinaran a la periodista.

Los acusados de poner la bomba son Vincent Muscat y los hermanos Alfred y George Degiorgio, que ya están siendo enjuiciados.

Fenech es uno de los más importantes empresarios de Malta, dueño del fondo secreto "17 Black" en Dubai y accionista de a compañía de la central eléctrica Electrogas, que había sido mencionada en los "Papeles de Panamá" como el vehículo para depositar fondos en empresas secretas en ese país propiedad de Mizzi y de Schembri.

Mizzi, antes ministro de Energía, fue responsable de la concesión del contrato a Electrogas y la construcción de la central eléctrica.