Teresa Bellanova, ministra de Agricultura italiana.

Teresa Bellanova, ministra de Agricultura italiana. Reuters

Mundo

Teresa, la agricultora sin estudios que llegó a ministra de Italia entre insultos clasistas y sexistas

La catarata de insultos en las redes por su aspecto y trayectoria hace estallar a la nueva titular de Trabajo: "Sí, tengo la ESO y he sido campesina".

Noticias relacionadas

"Es una polémica ridícula", dijo en directo la periodista y presentadora italiana Tiziana Panella en su magacín diario de la cadena televisiva privada La 7. La opinión pública italiana y las principales cabeceras del país han tenido que ir en defensa de Teresa Bellanova, la ministra italiana de Agricultura.

No por razones políticas, sino por cuestiones personales; dado que en los últimos días ha sido víctima de ataques clasistas y sexistas centrados en sus orígenes campesinos, su escasa formación, su forma de vestir y su complexión física. Las redes sociales y algunos políticos han sido los responsables de alimentar dichos comentarios altamente ofensivos.

El caso ha indignado al país, y el conjunto de los medios de comunicación y de la clase política transalpina han manifestado contundentemente su contrariedad en relación a lo ocurrido defendiendo a la titular de Agricultura quien en los últimos días, a través de su cuenta de Twitter, ha tenido que asegurar: "Sí, tengo la ESO y he sido campesina. Pero a los jóvenes les digo: ¡Estudiad!".

Todo arrancó la semana pasada cuando la socialista Teresa Bellanova (Brindisi, 1958) juró como nueva ministra de Agricultura en el seno del nuevo Gobierno de Giuseppe Conte, fruto del acuerdo entre el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y el socialista Partido Democrático (PD). En el momento de su inauguración como mandataria junto a sus colegas del Ejecutivo, llevó un vestido azul que, según muchos, no le favorecía.

Insultos en redes

A partir de ahí comenzaron los insultos y las apreciaciones poco delicadas en las redes sociales: "Acaso es Carnaval? O Halloween?", escribió en su cuenta de Twitter el periodista del periódico La Verità, Daniele Capezzone, en su momento ex portavoz del partido Forza Italia, de Silvio Berlusconi.

Tommaso Scatigna, político simpatizante de la formación soberanista Hermanos de Italia, llegó a escribir en Facebook: "Imagínate cómo tiene que ser cruzártela por la noche". A partir de estos pésimos episodios, muchos otros usuarios de las redes sociales se hicieron eco de los comentarios y siguieron mofándose del aspecto exterior de la titular de Agricultura.

"La ministra Teresa Bellanova ha demostrado esfuerzo y competencia desde joven", afirmó estos días Mara Carfagna, parlamentaria de Forza Italia, la formación de Silvio Berlusconi: "Lucharé contra sus medidas cuando me provoqen desacuerdo, tal como nos permite la democracia. Sin embargo, les tendría que dar vergüenza a aquellas personas que la insultan por sus trajes, su aspecto y sus títulos de estudio".

El periodista Goffredo Buccini, del diario Corriere della Sera, explica: "Bellanova tiene solo la ESO porque es una campesina y una sindicalista de campesinos. Que, por cierto, podría explicar perfectamente a los populistas qué es el pueblo. Este clima de odio tiene que cambiar", comentó Buccini últimamente. La líder de la formación soberanista Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, asegura: "Independientemente a como se viste, Bellanova la juzgaremos por su trabajo como ministra", explica la aliada del soberanista Matteo Salvini en la oposición de centro-derecha. Y añade: "Veo un montón de hombres que visten fatal, pero estas críticas se hacen sólo hacia las mujeres".

La historia personal de la nueva titular de Agricultura ha suscitado un gran interés por su origen humilde. Ella, quien lleva muchos años en el mundo de los sindicatos, admite que durante su juramento como ministra se acordó de sus amigas fallecidas en el campo como jornaleras: "He perdido amigas con 17 y 18 años que han muerto en accidentes subidas a los autobuses que transportaban a los campesinos todos los días. No tuvieron las oportunidades que yo he tenido". Y añade: "Ellas no sólo no pudieron estudiar, sino que no pudieron vivir, tener hijos...En relación a todo lo demás, la polémica acerca de cómo me visto, y sobre mi aspecto, es irrelevante".

Pero no sólo su aspecto físico y su gusto de ropa han sido motivo de crítica, sino también su formación académica. Al poseer sólo la educación obligatoria, Bellanova en los últimos días, declaró: "Para mí no es un valor no tener un título de estudio superior, pero tampoco lo vivo como una frustración. Nunca he escondido que nunca pude continuar con mis estudios". Sin embargo, ella asegura que a todos los jóvenes les da el mismo consejo: "Estudiad, estudiad, estudiad. Porque más se sabe, más se puede".

Bellanova jurando su cargo como ministra del nuevo Gobierno italiano

Bellanova jurando su cargo como ministra del nuevo Gobierno italiano Reuters

La hoy senadora del PD empezó a trabajar en el campo con 14 años, un camino personal que luego le dará elementos de experiencia en su futura carrera como sindicalista: "Me acuerdo perfectamente de lo complicado que era, con esa edad, el despertador al amanecer para ir a recoger la uva que luego había que exportar. Eso me marcó mucho". Hoy, más de cuatro décadas después, para ella ser ministra de Agricultura es "una vuelta a mis orígenes" y "quiero demostrar que la agricultura y la industria agrícola no son un sector que representan el retraso, sino cultura, salud, buen comer y buen beber".

Riéndose de sí misma, y quitando hierro al asunto; en los últimos días ha publicado más fotos en las redes sociales con otros vestidos alegres, bajo el hashtag #vestocomevoglio –en italiano, "visto como quiero"–. Muchos otros representantes del mundo de la política y de los medios de comunicación, de todas las sensibilidades políticas, han seguido mandándoles mensajes de apoyo.