Mundo

Ocasio denuncia el abuso a inmigrantes en un centro de Texas: "Les obligan a beber agua del retrete"

La congresista de Estados Unidos visitó la principal instalación de patrulla fronteriza en El Paso y lamentó que fue "horrible".

Trato denigrante y condiciones "horrendas". Esto es lo que ha denunciado la congresista Alexandria Ocasio-Cortez sobre un centro de retención de inmigrantes en Texas. Ocasio ha señalado, tras una visita con miembros del Comité Hispano del Congreso a la principal instalación de patrulla fronteriza en El Paso, que los inmigranes fueron sometidos a abuso psicológico y se les forzó a beber de los retretes.

La visita de Ocasio, que también se acercó a las instalaciones de Clint, Texas, llegó tras los informes de un organismo de control gubernamental de que los inmigrantes estaban alojados en condiciones de hacinamiento e insalubres.

"Después de entrar en una celda con mujeres y comenzar a hablar con ellas, una de ellas describió su tratamiento a manos de los oficiales como "guerra psicológica", escribió Ocasio-Cortez, en Twitter. "Esto ha sido horrible hasta ahora", añadía.

"No son solo los niños. Son todos Gente bebiendo de los baños, oficiales riendo frente a los miembros del Congreso", contaba Ocasio en la red social.

"Se lo traje a sus superiores. Me contestaron que 'los oficiales están bajo estrés y lo exteriorizan a veces'. No hay responsabilidad", lamentaba.

Antes de su visita, ProPublica reveló al existencia de un grupo de Facebook con 9.500 miembros formado por oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, que se burlaba de los inmigrantes con comentarios animando a lanzarles "burritos", en referencia a la comida mexicana. En el mismo grupo también había comentarios ofensivos hacia el legislador y sexualmente explícitos que hacen referencia a Ocasio-Cortez.

Matthew Klein, Comisionado Asistente de la Oficina de Responsabilidad Profesional de este organismo, dijo que la actividad de las redes sociales era "perturbadora" y dijo que violaba el código de conducta de la agencia. Klein dijo que el asunto se había remitido al inspector general del Departamento de Seguridad Nacional e EEUU.