Rodrigo Duterte durante su visita oficial a Japón.

Rodrigo Duterte durante su visita oficial a Japón. Reuters

Mundo

Duterte: "Era un poco gay pero las mujeres hermosas me curaron"

El presidente de Filipinas invitó a cuatro mujeres a besarle en los labios durante su visita oficial a Tokio, como ya hizo en Seúl, delante de su esposa. 

Noticias relacionadas

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, afirmó durante un discurso de más de dos horas pronunciado en un acto de su visita oficial a Japón, que ha comenzado este martes, que las "mujeres hermosas" le ayudaron a "curarse de ser homosexual".

Duterte hizo esta declaración tras recordar el polémico beso en los labios que dio a una trabajadora filipina cuando le regaló un libro durante su viaje a Seúl. La imagen dio la vuelta al mundo y sacó a las calles al movimiento feminista porque se vio al presidente insistiendo en que le diese el beso en los labios "como agradecimiento" por el obsequio.

"No hubo malicia. Simplemente la besé. Estoy cansado de las críticas", señaló Duterte, mujeriego declarado y conocido por sus ya frecuentes comentarios sexistas y misóginos. Un ejemplo fueron los chistes que hizo sobre violaciones y abuso sexual en el acto de graduación de cadetes de la policía.

El polémico beso machista del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, en Seúl (2018)

En el pasado, Duterte también ha seguido esta línea: aseveró que los hombres están mejor preparados que las mujeres para los puestos importantes de gobierno; animó a militares a disparar en la "vagina" de guerrilleras; y ofreció "42 vírgenes" a los turistas que viajaran a Filipinas. 

"Quiero labio con labio"

Tras su discurso, que pronunció delante del primer ministro japonés, Shinzo Abe, y contar cómo fue su "cura" de la homosexualidad, invitó a cuatro mujeres elegidas por él a subir al estrado para besarlas.

"Primero, no deberías estar casada. Segundo, no puedes ser menor de edad. Entonces, señora ¿quiere un beso?", espetó Duterte a la audiencia de un acto con la comunidad filipina en Tokio.

A continuación invitó a subir al estrado a cuatro mujeres que seleccionó entre el público, de rasgos similares: jóvenes, piel clara y pelo largo, según informa hoy el medio CNN Philippines.

"Es vuestro agradecimiento hacia mí. Quiero un beso labio con labio. ¿Alguna voluntaria?", advirtió el polémico presidente, de 74 años. La primera mujer vaciló unos segundos si besar al mandatario en los labios o en la mejilla, aunque finalmente optó por lo último, ejemplo que siguieron las otras tres.

El episodio tuvo lugar ante los ojos de la pareja del presidente, Honeylet Avanceña, a quien se refirió como su "primera dama" durante el evento; su mejor amigo y exasesor especial, el senador Bong Go; y el portavoz presidencial, Salvador Panelo, que documentó entre risas los cuatro besos con fotografías tomadas con su móvil.

"Ahora vamos a buscar a las viudas", bromeó Duterte después de invitar a más mujeres a besarle sin éxito.