La Reina Isabel II junto a Donald y Melania Trump durante una visita en el Palacio de Buckingham.

La Reina Isabel II junto a Donald y Melania Trump durante una visita en el Palacio de Buckingham. Reuters

Mundo Viaje oficial

La "asquerosa" Meghan Markle y el alcalde "tonto": Trump indigna en Londres

La visita oficial del presidente de EEUU arranca con insultos para los laboristas y la Casa Real mientras crecen las manifestaciones en su contra. 

El aterrizaje de Donald Trump a Reino Unido ha generado polémica antes, incluso, de pisar suelo británico. El presidente estadounidense ha iniciado este lunes un viaje oficial a este país para conmemorar el 75º aniversario del desembarco de Normandía. Además, el mandatario tiene previsto discutir con la primera ministra, Theresa May, sobre el brexit y su veto a la compañía china, Huawei. 

Dos días antes de comenzar la visita, el presidente calentó el ambiente al llamar a Meghan Markle "asquerosa" durante una entrevista con The Sun. Trump fue preguntado por unas declaraciones que la duquesa de Sussex hizo en 2016 en las que tachaba de "misógino" a Trump y lo acusaba de "dividir" a la población. 

Markle, además, no dudó en revelar que su voto iría para la candidata demócrata, Hillary Clinton. "No solo estás votando por una mujer si es a Hillary. Sí, estás votando porque es mujer, pero también porque Trump ha hecho que sea fácil ver que realmente no quieres el tipo de mundo que está pintando".

Trump en Londres

Al enterarse de dichas afirmaciones, Trump contestó: "¿Qué puedo decir? No sabía que era asquerosa". Sin embargo, el republicano cree que Markle "puede ser una buena princesa" y que es bonito que "una americana se haya unido a la Familia Real". 

La casa Real ha informado de que la esposa del príncipe Harry no acudirá a ninguno de los actos en honor a Trump ya que se encuentra de baja tras dar a luz a su primer hijo, Archie, hace tres semanas. 

Insultos al alcalde de Londres

Nada más aterrizar y antes de arrancar con su agenda de actos oficiales, Trump ha atacado sin piedad a Sadiq Khan. El alcalde de Londres nunca ha escondido su antipatía por el inquilino de la Casa Blanca, al que ha calificado de "creciente amenaza global", por lo que Trump ha optado por tildarle de "tonto" e "incompetente" en unos mensajes en su cuenta de Twitter. 

Sobre el laborista, ha afirmado que "ha hecho un trabajo horrible como alcalde de Londres" y "se ha mostrado desagradable con la visita del presidente de Estados Unidos" que es el "aliado más importante de Reino Unido". "Es un perdedor que debería centrarse en la alta criminalidad de Londres, no en mí", ha destacado. 

Marcha 'anti-Trump'

Tras estos duros mensajes, Vince Cable, líder de los Liberal Demócratas, y Jeremy Corbyn, del partido laborista, han anunciado que no acudirán a la cena que este lunes se celebrará en el Palacio de Buckingham y que contará con la presencia de alrededor de 170 mandatarios, economistas y empresarios así como miembros de la familia Real.

No obstante, Corbyn ha comunicado por las redes sociales que sí irá a la marcha 'anti-Trump' del martes porque considera que es "una oportunidad de solidarizarse con aquellos a los que Trump ha atacado en Estados Unidos, en todo el mundo y en nuestro propio país, incluso esta mañana". 

'Baby Trump' durante la marcha del 2018 en Londres.

'Baby Trump' durante la marcha del 2018 en Londres. @TrumbabyUK

Así "baby Trump", el globo gigante de un bebé con la cara de Trump, volverá a ocupar las calles londinenses con una marcha que comenzará a las once de la mañana en Trafalgar Square. Un acto similar se produjo durante su primera visita en julio de 2018, al que acudieron decenas de miles de personas para protestar contra las políticas del presidente estadounidense y como muestra del rechazo a su estancia.  

Más injerencias en política

Ni siquiera dentro del partido conservador Donald Trump tiene grandes apoyos. El presidente expresó un par de días antes de la visita su apoyo a la candidatura de Boris Johnson para suceder a Theresa May.

"Es un buen hombre y creo que haría muy buen trabajo", afirmó el presidente al diario británico The Sun. Estas declaraciones no han sentado demasiado bien entre el resto de políticos tories que pretenden obtener el liderazgo de los conservadores. Asimismo, Trump manifestó que podría reunirse con Johnson y Nigel Farage, del partido de la Independencia del Reino Unido, durante su estancia. 

Puede que por este tipo de testimonios May haya decidido no tener una reunión bilateral con él. Han cancelado la entrevista que tenían concertada y todos sus encuentros se desarrollarán con la presencia de otros miembros del partido y con representantes económicos para abordar principalmente, el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea.