La reina Isabel II recibe a Donald y a Melania Trump en Buckingham.

La reina Isabel II recibe a Donald y a Melania Trump en Buckingham.

Mundo

Trump, con Isabel II tras llamar "tonto e incompetente" al alcalde de Londres

Trump se encontrará con la reina Isabel tras decirle al alcalde de la ciudad "tonto e incompetente" después de que este le llamase "creciente amenaza global".

El preidente de EEUU ha llegado en la mañana de este lunes a Londres, acompañado de su esposa Melania Trump. El dirigente ha acudido a la capital británica durante tres días para discutir con la primera ministra, Theresa May, sobre el 'brexit' y el veto a a Huawei.

Alrededor de las ocho de la mañana, el Air Force I ha aterrizado en Londres, donde ambos han sido saludados por el ministro británico de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, para dirigirse posteriormente a una recepción de la reina Isabel II.

Dentro de la agenda de Trump y Melania se encuentran eventos como un almuerzo con la reina Isabel, un té con el heredero del príncipe Carlos, un banquete en el Palacio de Buckingham y una visita a la Abadía de Westminster, iglesia de la coronación De los monarcas ingleses durante 1.000 años.

Trump a Khan: "Eres tonto e incompetente"

La llegada de Trump no se ha librado de polémicas, pues justo antes de aterrizar, el dirigente cargaba contra el alcalde de la City. En un caldeado intercambio de desagravios, el mayor Sadiq Khan ha dicho que Trump es "uno de los ejemplos más notorios de la creciente amenaza global".

A esto, el presidente de EEUU ha escrito en su cuenta de Tuiter que Khan "ha hecho un trabajo terrible como alcalde de Londres" y que "es un perdedor que debería centrarse en el crimen en Londres, no en mí".

Trump ha intentado relajar el ambiente añadiendo que "en cualquier caso, intento ser un gran amigo de Reino Unido y tengo ganas de mi visita. ¡Estoy aterrizando!".

El 'bebé Trump' vuelve a la carga

Ante la llegada de Trump, Khan no es el único que no se siente del todo cómodo con el presidente estadounidense en la ciudad. Desde la organización que se encarga de volar este globo -que cuesta 18.000 libras y mide 6 metros- dicen que "el año pasado Trump Baby se unió a 250.000 personas en las calles de Londres para protestar por su visita".

Como respuesta a esta provocación, Trump dijo que creía que "cuando me hacen sentir que no soy bienvenido, no tengo ninguna razón para ir a Londres". Pero a pesar de esa negativa, Trump se encuentra ahora en la City con una agenda llena de eventos para los próximos tres días.