El cómico y actor Vladimir Zelensky.

El cómico y actor Vladimir Zelensky.

Mundo Elecciones

La copia frente al original: un imitador de Poroshenko, favorito en las encuestas en Ucrania

El actor y cómico Zelensky acapara el 75% de la intención de voto, además de haber obtenido el 30% de los votos en la primera vuelta.

El comediante Vladímir Zelensky es el favorito para ganar la segunda vuelta de la selecciones ucranianas este domingo, y por lo tanto, convertirse en presidente del país. En la primera vuelta ya arrolló al actual presidente, Poroshenko, con el doble de votos: un 30,24%, frente al 15,95% de su contrincante.

Ahora, las encuestas para la segunda votación le dan una victoria apabullante. El cómico y actor, famosos por imitar a Poroshenko en la televisión, tiene el apoyo del 72,2% de los entrevistados que ya tiene claro su voto, según publica el Instituto Internacional de Sociología de Kiev. Por otro lado, a Poroshenko solo le votaría un 25,4%.

Una de las claves de su éxito, según los encuestados, es su "sinceridad". De acuerdo con la encuesta, el 50,6% de los entrevistados estima que, Zelensky sería "sincero" en los debates, y solo el 28,4% opina lo contrario. Cifra abrumadora con respecto a Poroshenko, pues el 63,1% de los encuestados creen que no lo sería.

Quién es Zelensky

El cómico y actor, el favorito, el que no pertenece a la 'casta política'. "Yo, como millones de ucranianos, estoy decepcionado con aquellas personas que han estado en el poder todos estos años. Su experiencia política es más una desventaja que un motivo de orgullo", dijo a EFE durante la campaña.

Representa el desencanto político, la renovación. Quiere representar un político que no se quema, "que se puede estar en el poder y, al mismo tiempo, seguir siendo persona". Con 41 años, casado y con dos hijos, es la estrella televisiva del programa satírico "El siervo del pueblo" y ha participado en varias películas. También estudió derecho en Kiev.

Su entrada en el gobierno comenzaría eliminando beneficios por arriba: adiós a los privilegios de los diputados, los jueces y el propio presidente. Además, quiere instaurar un sistema de referéndums on-line para tomar decisiones con el apoyo y la implicación popular.

En cuanto a la crisis de Crimea, se posiciona a favor de su desocupación por parte de Rusia, y solo establecería negociaciones con Putin si restableciese la soberanía de dicha península, anexionada al país en 2014, y que se encuentra ahora controlada por militares y milicias. También cree que Ucrania no está preparada para ingresar en la UE.

Pero a pesar de que su perfil fresco pueda encandilar a muchos votantes, otros critican su inexperiencia política y que no tenga "un equipo sólido" o que sus propuestas sean "utópicas". Pero, a pesar de todo eso, parece el ganador de las elecciones.

Poroshenko, hundido ante su imitador

El actual presidente, desde 2014, Petró Poroshenko, tiene una intención de voto de solo un tercio comparada con la de su imitador Zelensky. Su figura se encontraría en una posición ambivalente: debido a la crisis con Crimea, podría ser reelegido por los más patriotas o denostado por los que crean que ha manejado el tema de manera negativa.

“Candidatos hay muchos, pero presidente solo uno”, es el lema de Poroshenko. Él financió con su dinero las dos revoluciones populares vividas en el país desde la independencia (2004 y 2014) y cuyo objetivo primordial era liberarse de la dependencia rusa.

Poroshenko ha sido recibido en varias ocasiones en Bruselas y Washington para solventar el conflicto de Crimea, que sucedió en cuanto él entró en el poder. Se apoyó en Estados Unidos y en la OTAN, pero todos los intentos han sido fallidos.

Al contrario que Zelensky, Poroshenko sí se muestra a favor de que Ucrania ingrese en la UE. Pero en 2023, justo antes de que concluyese el mandato que ocupará el elegido este domingo. 

Pero la mala situación económica, además de la corrupción, junto con su promesa incumplida de vender casi todos sus activos una vez llegara a la presidencia es lo que le puede empujar a la no reelección.