El atentado se ha producido en uno de los tranvías de la ciudad holandesa

El atentado se ha producido en uno de los tranvías de la ciudad holandesa Reuters

Mundo

Detenido el ciudadano turco sospechoso del tiroteo que ha causado tres muertos en Utrecht

La policía holandesa, que investiga el tiroteo como un ataque terrorista, busca a un ciudadano turco como presunto autor. 

Al menos tres personas han muerto y otras nueve han resultado heridas como consecuencia de un tiroteo en un tranvía de la ciudad holandesa de Utrecht. La Policía holandesa ya ha detenido al sospechoso, según avanza Reuters. 

El sospechoso es Gökman Tanis, de 37 años y nacido en Turquía. La Policía de esta localidad ha difundido una fotografía suya, vestido con un abrigo azul y en el interior de un tranvía. La imagen está tomada de las cámaras de seguridad.

El autor del tiroteo huyó posiblemente en un coche Renault Clío de color rojo, buscado a estas horas por las autoridades holandesas. La Policía ha llevado a cabo varios registros en casas cercanas al lugar del incidente, con sospechas de que el atacante estuviera atrincherado ahí.

La agencia turca Andalou asegura familiares de Tanis creen que ha actuado por "motivos familiares" y podría haber disparado a un familiar suyo. Sin embargo, las autoridades holandesas mantienen la alerta antiterrorista. 

La imagen del sospechoso.

La imagen del sospechoso.

"Ha habido varios disparos y varias personas están heridas. Han llegado helicópteros al lugar de los hechos, y no ha habido ninguna detención", ha dicho el portavoz de la Policía Joost Lanshage instantes después del ataque. La Policía cree que podría tener "un motivo terrorista", por lo que han elevado la alerta antiterrorista al nivel 5, el máximo en Utrecht.

Un portavoz policial ha confirmado poco después del tiroteo que serían varios los atacantes huidos. La Policía ha dicho en Twitter que el área ha sido cerrada en gran parte, y que todo el tráfico ha sido detenido. 

El canal de noticias NOS ha informado que la unidad antiterrorista se encuentra rodeando el edificio donde un atacante podría encontrarse escondido en Trumanlaan, cerca del lugar del tiroteo. 

Según medios locales, la Policía ha pedido a los colegios que cierren sus puertas, y los militares han incrementado la seguridad en el aeropuerto de la ciudad. Las mezquitas de la ciudad también se han cerrado por seguridad.

El primer ministro, Mark Rutte, ha dicho que se siente "profundamente preocupado" y que el Gobierno se reunirá en un gabinete de crisis con el responsable antiterrorista.

"Escuché varios disparos"

Un testigo, Jimmy de Koster ha contado lo ocurrido a RTV Utrecht: "Cuando salía de mi trabajo y esperaba a cruzar junto al semáforo, vi una mujer tumbada en el suelo, creo que de unos 20 a 35 años", relata el hombre, según recoge El País.

"En ese momento escuché tres tiros. Cuatro hombres se acercaron rápidamente hasta ella y trataron de alejarla. Luego, escuché disparos de nuevo y los hombres dejaron marchar a la mujer. Había mucho caos", dice Koster.