Una manifestación en apoyo a los transexuales en frente de la Casa Blanca.

Una manifestación en apoyo a los transexuales en frente de la Casa Blanca.

Mundo

El Supremo estadounidense permite a Trump vetar a los transexuales del ejército

La norma prohíbe servir en el ejército a los "transexuales que ya hayan pasado, o quieran hacerlo, por una transición de género".

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha permitido a Donald Trump endurecer su política de vetar a algunas personas transexuales del ejército. El Tribunal ha votado 5-4 permitir a la administración Trump para levantar las medidas cautelares que bloquean la política mientras continúan los desafíos en los tribunales inferiores.

Los cuatro jueces liberales han votado en contra, pero la votación ha salido a delante por un voto de diferencia. Esta política prohíbe servir en el ejército a los "transexuales que ya hayan pasado, o quieran hacerlo, por una transición de género".

El fallo del Supremo no es un mandato, pero ha abierto la puerta al ejército a cumplir esta prohibición. La administración Trump también ha apelado a una decisión acelerada sobre el caso, pero el Tribunal se ha negado.

El presidente ya anunció en su cuenta de Twitter en 2017 que el país no aceptaría más que los transexuales estadounidenses sirviesen en el ejército, apelando a los "tremendos costes médicos y trastorno".

"El servicio militar requiere sacrificio"

Después, el secretario de defensa James Mattis concretó la política para limitar a las personas con un historia de disforia de género, cuando el sexo biológico de una persona no se refleja en su identidad de género, a pesar de que transexualidad y disforia de género no sean lo mismo, pues la disforia no implica la transexualidad.

Dijo que esta nueva política haría excepciones para los cientos de transexuales que ya sirven en el ejército que lo hagan o quieran hacerlo con su "sexo biológico". Actualmente hay unos 8.980 soldados transexuales sirviendo en el ejército, de acuerdo con los datos del Departamento de Defensa.

Mattis dice que "por su mera naturaleza, el servicio militar requiere sacrificio", y que aquellos que sirven "aceptan voluntariamente las limitaciones de sus libertades personales".

Este movimiento va en contra de lo que Obama hizo durante su mandato, cuando los militares transexuales podían servir de manera abierta así como obtener financiación para la operación de cambio de sexo.