Bukele en un mitin bajo el lema: Hagamos historia.

Bukele en un mitin bajo el lema: "Hagamos historia".

Mundo Nayib Bukele

El alcalde solidario que quiere gobernar El Salvador uniendo izquierda y derecha

Dirigió una empresa con 18 años y donó su sueldo como alcalde. Le expulsaron de la izquierda y ahora presenta una proyecto progresista en la derecha.

ESPEDT20190103_0001El Salvador se enfrenta, dentro de un mes, a sus elecciones generales. La legislatura 2019-2024 será presidida por el ganador de los comicios que tendrán lugar el próximo 3 de febrero.

El partido en el poder, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), encadena dos legislaturas desde que ganara sus primeras elecciones en 2009. El partido, fundado en 1992, fue la principal fuerza opositora durante 17 años. Pero ahora se enfrenta a unos comicios que, según las encuestas, podría perder.

Un sondeo de la Universidad Tecnológica del país indica que un 40,5% de los consultados apoyaría a Nayib Bukele, candidato del partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA). Bukele lidera la intención de voto frente al partido gobernante, que acapara solo un 10,4% de la intención de voto.

FMLN, castigado por la corrupción

El segundo partido con más intención de voto es la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), con un 24,5% de los posibles votos. El partido derechista es histórico en el país: gobernó durante cuatro legislaturas consecutivas entre 1989 y 2009, con la victoria de FMLN.

Relegado al tercer puesto en intención de voto, el FMLN ha visto desplomada su popularidad por la corrupción. El expresidente salvadoreño Carlos Mauricio Funes gobernó entre 2009 y 2014, en la primera legislatura conseguida por el partido, y habría desviado más de 300 millones de dólares durante su mandato.

Bukele es visto por un 44% de los encuestados como el candidato que "tiene mejor capacidad para resolver los problemas del pueblo". Entre las preocupaciones de la encuesta están revertir la falta de empleo, el sistema sanitario, el alto coste de vida y la inseguridad del país.

El emprendedor que donó su sueldo

Tiene 37 años y fue alcalde de San Salvador: Nayib Bukele podría ser el presidente más joven de la historia del país en caso de ganar las elecciones dentro de un mes.

Bukele dirigió su primera empresa a los 18 años. Comenzó sus estudios de Ciencias Jurídicas en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, pero decidió ponerlos en pausa para dedicarse a las empresas familiares.

Se convirtió en el alcalde de Nuevo Cuscatlán con solo 31 años en 2012, para ser elegido alcalde de San Salvador en 2015 hasta 2018. Durante su segunda alcaldía, el sueldo que ganaba lo donó a un fondo de becas para jóvenes del municipio.

Las líneas que definen la ideología de Bukele se desdibujan al repasar su historial político. Fue expulsado de la representación de la izquierda salvadoreña con la que fue alcalde de San Salvador, el FMLN, contra el que ahora compite.

Según el partido, Bukele fue expulsado por "promover prácticas que generan división interna, violar la carta de principios que rigen el partido, realizar actos difamatorios, calumniosos e injuriosos que dañan la imagen y honor del partido e irrespeto a los derechos humanos de la mujer en clara violación de los estatutos del partido".

Intentó fundar su propio partido a raíz de un movimiento social, Nuevas Ideas, pero no ha sido constituido como un partido político a tiempo para presentar su candidatura a través de él.

Por esto, se postula por Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), de ideología centrista. GANA defiende la pena de muerte, el paramilitarismo y se opone a la despenalización del aborto, ideas en principio contrarias al movimiento fundado por Bukele.

Las redes sociales son un punto importante en la campaña de Bukele, haciendo un uso intensivo de su cuenta de Tuiter, donde comparte vídeos y fotografías de sus votantes: