Mohamed Bin Salman a su llegada a Buenos Aires este miércoles

Mohamed Bin Salman a su llegada a Buenos Aires este miércoles Reuters

Mundo

La Fiscalía turca ordena la detención de dos altos cargos saudíes por el asesinato Khashoggi

Ahmed Asiri y Saud al Qahtani, presuntamente cercanos al príncipe heredero, tendrían vinculación con el asesinato del periodista.

La Fiscalía de Estambul ha dictado hoy una orden de arresto contra dos altos cargos saudíes, Ahmed Asiri y Saud al Qahtani, por su presunta vinculación con el asesinato del periodista disidente Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí de la ciudad del Bósforo, informa la televisión pública turca TRT.

La orden de arresto contra los dos altos cargos, próximos al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, apunta que son dos de los responsables de planificar el asesinato, según TRT. El fiscal jefe de Estambul emite órdenes de arresto contra dos altos cargos saudíes por el caso Jashogi

Los dos hombres serían un destacado asesor del príncipe heredero saudí y el número dos de la agencia de Inteligencia exterior del reino bajo la sospecha de que planearon el asesinato del periodista Khashoggi, según han informado dos fuentes oficiales turcas este miércoles. 

El príncipe heredero, en el punto de mira

El asesinato ha puesto en el punto de mira al príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, quien gobierna de facto el país y que se da por hecho que estaba al tanto de lo que ocurría en el interior del consulado en Estambul, pese a que Riad insiste en que ni él ni el rey sabían nada de la operación.

Varios senadores estadounidenses han coincidido en señalar al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, como responsable del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, después de que la directora de la CIA, Gina Haspel, compareciera en la Cámara Alta.

"Puede que no haya una pistola humeante, pero hay una sierra humeante", afirmó el senador republicano por el estado de Carolina del Sur Lindsey Graham, en aparente referencia al hecho de que el periodista fue descuartizado por un grupo de agentes tras ser asesinado en el consulado de Arabia Saudí en Estambul.

A pesar de que la CIA no ha divulgado los resultados de su investigación, la semana pasada algunos medios desvelaron que la agencia de espionaje había llegado a la conclusión de que el asesinato de Khashoggi no se podía haber producido sin el visto bueno de la corona.