Los 'chalecos amarillos' forman ante la policía en el Arco del triunfo de París.

Los 'chalecos amarillos' forman ante la policía en el Arco del triunfo de París. Efe

Mundo

Barricadas de los 'chalecos amarillos' en pleno París: la policía responde con gases lacrimógenos

  • Los agentes comunican que ya han sido detenidas al menos 107 manifestantes, ataviados con máscaras antigás o sanitarias.
  • Los Campos Elíseos de la capital francesa siguen abiertos a los peatones, pero deben someterse a controles de seguridad de los agentes.

Tercer fin de semana de movilizaciones de los llamados 'chalecos amarillos' en Francia. Este sábado, la policía ha respondido a las barricadas lanzado gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a los congregados en diversas zonas de París, sobre todo en los Campos Elíseos, junto al Arco del Triunfo, en pleno centro turístico de la ciudad.

Los primeros 'chalecos amarillos' comenzaron a llegar a los Campos Elíseos escoltados por un amplio dispositivo policial con controles e identificaciones que unas 150 personas intentaron forzar ya esta mañana, lo que llevó a las fuerzas del orden a responder con gases lacrimógenos.

En uno de los accesos a la plaza de la Estrella, donde se encuentra el Arco del Triunfo, en torno a medio millar de personas, según las autoridades, intentaban entrar a primera hora vestidos con chalecos amarillos, las prendas que los conductores deben utilizar en carreteras y que el movimiento contra el alza de impuestos al carburante ha tomado como propio.

Los 'chalecos amarillos' se enfrentan a la policía en París.

Muchos de los manifestantes contra las subidas de los impuestos a los carburantes visten este sábado además máscaras de gas o sanitarias.

Según la Prefectura de Policía, 107 personas habían sido ya detenidas poco antes de las 09.00 GMT, algunas de ellas por llevar objetos no permitidos en la avenida - susceptibles de ser usados con violencia - , donde las autoridades intentan evitar que se repitan las escenas de violencia del sábado pasado.

Ante el riesgo de enfrentamientos, otros grupos han preferido manifestarse bloqueando el tráfico en carreteras de diversos puntos del país y los alrededores de la capital.

Los Campos Elíseos permanecen abiertos a los peatones que deben pasar los controles establecidos a lo largo de la avenida; los manifestantes que no lleven objetos supuestamente peligrosos también pueden acceder.

Los "chalecos amarillos" decidieron esta semana mantener la marcha del sábado pese a los anuncios del presidente Emmanuel Macron, que prometió el pasado martes ajustar la subida de impuestos al precio del petróleo y aumentar las primas de conversión para salir de los vehículos contaminantes, entre otras medidas.

Exigen que el Gobierno renuncie al nuevo gravamen que se aplicará a partir de enero al diesel y la gasolina, de 6 y 3 céntimos, respectivamente, punto en el que el Ejecutivo se ha mantenido firme hasta el momento.