Transporte público londinense

Transporte público londinense

Mundo

Una mujer golpeada "brutalmente" por hablar en español en un tren de cercanías de Londres

  • El atacante se alteró tras escuchar su conversación telefónica. "Debes hablar inglés en Inglaterra", cuentan los testigos que le gritó. 
  • La víctima comenzó a sangrar tras el puñetazo y ya ha sido detenido un sospechoso de 56 años acusado de un delito de lesiones agravado por la xenofobia. 

Una mujer ha sido golpeada "brutalmente" este martes en un tren de cercanías de Londres por hablar español.

Es el segundo suceso de este tipo ocurrido en 2018 dentro del transporte público londinense, según informa el diario inglés The Independent

Los viajeros describen cómo un hombre muy alterado se acercó a la mujer, que hablaba en español por teléfono, y le gritó que dejara de hacerlo.

"Estás en Inglaterra, tienes que hablar inglés. No debes hablar otras lenguas", recuerdan los testigos las palabras del hombre.

También señalan que la mujer se puso tan nerviosa que "sólo contestaba en español, no era capaz de articular palabra en inglés". 

En ese momento, el atacante xenófobo se acercó a ella en el vagón y le golpeó en la cara. "Alguien pulsó el botón de emergencia y el tren paró. Salió corriendo y nadie fue detrás de él para detenerlo". 

Más tarde, un hombre de 56 años fue arrestado acusado de un delito de lesiones agravado por las connotaciones xenófobas, según ha informado la policía. 

Los hechos ocurrieron entre Dalston Kingsland y Canonbury, dos paradas del tren de cercanías situadas a pocos kilómetros de la City.

La mujer, tras ser golpeada, "comenzó a sangrar" por encima del ojo y los testigos se acercaron a ella para ayudarla. "Le di algunos pañuelos", señala uno de ellos. 

En abril, una joven de 24 años también fue atacada, esta vez en el metro de Londres, por hablar español. 

En aquella ocasión las atacantes fueron dos mujeres que empujaron a la joven tirándole del pelo mientras le gritaban que debía "hablar inglés en Inglaterra". La víctima sufrió varias heridas en la cara. 

Algunos culpan a estos brotes de xenofobia a la campaña por el Brexit, que ha crispado y dividido a la opinión pública inglesa.